Un ataque atómico limitado podría causar un otoño nuclear a nivel mundial. Investigadores calcularon cuántas bombas nucleares serían suficientes para provocar ese fenómeno.



Un ensayo nuclear del abril de 1954 visto en una foto del Departamento de Defensa de EE.UU.
Reuters
Síguenos en Facebook

Un nuevo estudio, llevado a cabo por Adam Liska y sus colegas de la Universidad de Nebraska, ha puesto de relieve los riesgos de la estrategia que permite la realización de ataques atómicos limitados, alarmando sobre que los mismos podrían tener consecuencias desastrosas para el medioambiente en todo el planeta.

El equipo estableció que los ataques nucleares limitados podrían causar el fenómeno conocido como otoño o sequía nuclear, una versión a escala menor de un invierno nuclear.

En su trabajo, los investigadores analizaron los datos disponibles públicamente sobre 19 tipos de armas en manos de grandes potencias nucleares: EE.UU., Rusia, China, Reino Unido y Francia.

A partir de ese análisis, los científicos calcularon cuántas bombas en cada categoría de potencia serían suficientes para causar un otoño nuclear. En este sentido, los científicos concluyeron que el fenómeno podría ser desencadenado por 5 bombas nucleares convencionales e incluso probablemente por tan solo 1.
Corea del Norte podría tener un arsenal nuclear mayor de lo que se pensaba

De acuerdo con los autores de la investigación, las armas capaces de desencadenar ese fenómeno incluyen ojivas nucleares colocadas encima de bombas lanzadas por aire, misiles balísticos intercontinentales y misiles terrestres.

Un estudio anterior que se centró en las armas nucleares relativamente pequeñas, según señala el medio, mostró que un ataque nuclear contra una gran ciudad como Los Ángeles sería suficiente para generar un otoño nuclear a escala mundial. La explosión y los incendios resultarían en 5,5 millones de toneladas de cenizas y hollín enviados a la estratósfera. Esto limitaría temporalmente la luz solar, y disminuiría las temperaturas y las precipitaciones en todo el mundo. En algunas partes, la lluvia disminuiría en casi un 80 %.

Entradas populares

Imagen

En busca de El Dorado