Tamaño grande

NASA's Scientific Visualization Studio Síguenos en Facebook Este 21 de agosto el continente norteamericano experimentará por primer...

lunes, 31 de julio de 2017

Venezuela: El presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió hoy de que se tomarán medidas contra el Parlamento, la Fiscalía, los líderes de la oposición y los medios privados

En su primera intervención las elecciones acuso a los canales de televisión privados de «censurar las elecciones»
Nicolás Maduro voto el primero en la elección de la Constituyente - EFE

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, advirtió hoy de que se tomarán medidas contra el Parlamento, la Fiscalía, los líderes de la oposición y los medios privados en su primera intervención tras la elección este domingo de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que él ha impulsado.

En un acto televisado con simpatizantes chavistas, Maduro aseguró que la ANC, que tomará el poder en Venezuela en las próximas horas, «levantará la inmunidad parlamentaria a quien haya que levantarla», actuará contra la «burguesía parasitaria» para solucionar la crisis económica y se hará con el mando de la Fiscalía «para que haya justicia».

Maduro criticó asimismo la cobertura dada hoy a la votación por los canales de televisión privados venezolanos, a los que acusó de «censurar las elecciones» y pidió una investigación al canal Televen por hacer «apología del delito».

«Estamos en combate comunicacional otra vez contra las mentiras de las televisoras, ¡alerta!», añadió.

«Llegó la Constituyente a poner orden», dijo el mandatario socialista sobre el proceso, rechazado por la oposición al considerar que llevará a la consolidación de una dictadura en Venezuela, y proclamó: «Algunos terminarán en una celda, bajo el mando de la justicia necesaria».

«Se acabó el sabotaje de la Asamblea Nacional», dijo también Maduro, en alusión al Parlamento, de mayoría opositora, que ha sido declarado en desacato por un Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) acusado de servir de brazo judicial del Gobierno.

El presidente recriminó al Ministerio Público -cuya titular, Luisa Ortega Díaz, ha acusado a Maduro de atropellar la Constitución y convertir el país en un «Estado policial»- no haber actuado ante la violencia de la que viene acusando a la oposición en los casi cuatro meses de protestas contra su Gobierno.

El mandatario chavista prometió intervenir y restructurar esta institución, un anuncio que fue recibido con fervor por quienes habían acudido a celebrar la instauración de la Asamblea Nacional Constituyente a la plaza Bolívar del centro de Caracas. «Fiscal, traidora, ya te llegó la hora», coreó la multitud chavista.

Maduro tuvo tiempo también para hablar del «carnet de la patria», el sistema de identificación que el Gobierno utiliza para la distribución de ayudas sociales, en el que se han inscrito hasta ahora unos 15 millones de venezolanos y que el oficialismo ha utilizado en las elecciones para controlar quién acudía a votar.

El «carnet de la patria», dijo el jefe del Estado, se institucionalizará como eje de las políticas sociales del Gobierno, y servirá también para perseguir fraudes en el uso de los beneficios públicos.

Según el Consejo Nacional Electoral (CNE), más de 8 millones de los cerca de 19,5 millones de venezolanos con derecho a voto participó en la elección de hoy, que estuvo marcada por las fuertes protestas y los enfrentamientos entre manifestantes y fuerzas del orden y se saldó con al menos 10 muertos.

La oposición, sin embargo, asegura que solo acudió a votar un 12 % del censo (poco más de dos millones de personas).

Países como Estados Unidos, Colombia, España o México han informado de que no reconocerán la Asamblea Nacional Constituyente, y Washington impondrá sanciones para castigar este proceso que según la Administración del presidente Donald Trump carece de legitimidad democrática.