Tamaño grande

"Los seres humanos somos inmigrantes extragalácticos" Foto ilustrativa nasa.gov Síguenos en Facebook Un nuevo estudio sostiene que...

miércoles, 5 de julio de 2017

Venezuela: turba de chavistas asalta el Parlamento

Con tubos y cohetes de pirotecnia causaron heridas a cinco diputados y siete trabajadores

Diputado Armando Armas es agredido por los colectivos de paz maduristas.


Los diputados Luis Stefanelli (i) y José Regnault (d), en un pasillo de la Asamblea Nacional tras el asalto de los colectivos chavistas, este miércoles en Caracas - EFE

Varias decenas de matones afines al chavismo irrumpieron este miércoles en la Asamblea Nacional venezolana, de mayoría opositora, y hirieron al menos a doce personas, entre diputados y empleados del Parlamento. Los asaltantes llevaban armas de fuego y objetos contundentes como tubos, palos y porras, según testimonios de los parlamentarios. Lanzaron varios disparos al aire y un ataque salvaje en el que hicieron uso de objetos contundentes y cohetes de pirotecnia. Por fortuna no hubo víctimas mortales.

Poco antes se había presentado en la Asamblea de forma inesperada el vicepresidente de Venezuela, Tareck El Aissami, quien dijo que su intención era conmemorar el Día de la Independencia que se celebró este miércoles en el país. Durante este acto, el Parlamento fue guardado por fuerzas militares. Pero el caos llegó poco después, cuando Ejército y las autoridades se retiraron. Entonces irrumpieron en el hemiciclo varias decenas de integrantes de los llamados colectivos (fuerzas próximas al chavismo), que se abrieron paso con petardos, cohetes, barras, patadas y puñetazos. Vestidos de rojo y varios de ellos enmascarados, la mayoría de los atacantes formaban parte del piquete de chavistas que casi todos los días hacen guardia frente al Parlamento para increpar a los diputados de la oposición.








Mientras se desarrollaba el ataque, en otra zona de Caracas, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, presidía sonriente el desfile cívico militar para conmemorar el 206 aniversario de la independencia del país. La del miércolesr fue la primera vez en dos siglos que la celebración del día de la patria terminó teñida de sangre tras el brutal ataque de unos matones afines al Gobierno lanzado contra la Asamblea Nacional, donde reside la soberanía popular.

Los diputados se habían visto antes sorprendidos por la llegada de El Aissami y sus acompañantes, entre ellos el ministro de Defensa, Vladimir Padrino, y un grupo de simpatizantes vestidos de rojo que rindieron homenaje al cofre donde reposa el acta de la independencia. Hasta ahí no hubo problemas. Parlamentarios opositores como José Manuel Olivares y Stalyn González manifestaron estar sorprendidos por la aparición inesperada del Ejecutivo, que el año pasado no quiso participar en la celebración del día de la patria en la Asamblea.
Ataque con pirotecnia y gases lacrimógenos a la sede del Legislativo- AFP

Sin embargo, nada más marcharse el vicepresidente y sus acompañantes comenzaron las refriegas en el hemiciclo. Los «colectivos» irrumpieron con violencia y empezaron a lanzar gases lacrimógenos, petardos y cohetes de pirotecnia. A continuación dispararon a mansalva, amenazaron con cortar la luz y el teléfono, y no permitieron la salida de nadie. El diputado opositor José Manuel Olivares informó en las redes sociales de la entrada de «grupos paramilitares» en el Parlamento, en un mensaje que publicó junto a dos fotos en las que podía verse al diputado Armando Armas con sangre en la cabeza y la camisa. La Asamblea denunció en Twitter el «secuestro» de los diputados y de los empleados de la sede del Legislativo y acusó a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) de permanecer impasible ante la situación. Finalmente, los asaltantes fueron expulsados del hemiciclo por la seguridad del Legislativo.

Al menos cinco diputados y siete trabajadores resultaron heridos. Julio Borges, presidente del Parlamento, mencionó en Twitter a los diputados heridos: Armando Armas, Américo De Grazia, Nora Bracho, Luis Carlos Padilla y Leonardo Regnault. También recibieron golpes varios periodistas que cubrían la interrumpida sesión parlamentaria.

Al finalizar el desfile militar, Maduro se apresuró a condenar lo que denominó «hechos, extraños». «Condeno estos hechos y he ordenado su investigación y que se haga justicia», declaró el sucesor de Hugo Chávez.

Sitio del Parlamento

Precisamente este miércoles, el Parlamento aprobó la convocatoria del plebiscito del próximo 16 de julio para consultar a los ciudadanos sobre su rechazo o apoyo a la Constituyente que impulsa Maduro. El opositor Freddy Guevara, primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, informó a los periodistas de que «con el quórum reglamentario» se aprobó el acuerdo que convoca «al pueblo para que decida el destino de este país». Tras el ataque, varias decenas de chavistas siguieron sitiando el Parlamento, con la intención de mantener su intimidación contra un Legislativo controlado por la oposición.