BMW Concept Z4

La marca presentará su nueva interpretación del BMW roadster en el Concours d’Elegance en Pebble Beach



BMW Group presentará su nueva interpretación del BMW roadster en el Concours d’Elegance en Pebble Beach. Dinámico, progresivo y una irresistible fuente de emociones, el BMW Concept Z4 presume de proporciones ágiles y compactas, una silueta dinámica y un uso emocional y atractivo de las formas. Su estudio de diseño llamativo ofrece un avance de la versión de producción en serie del vehículo, que se revelará a lo largo del próximo año.

«El BMW Concept Z4 es una máquina de conducción total», afirmó Adrian van Hooydonk, vicepresidente sénior de Diseño de BMW Group. «Reducir el coche a lo estrictamente necesario permite al conductor experimentar todos los ingredientes del placer de conducir con una franqueza superior. Esto es libertad total sobre cuatro ruedas».

El modelo BMW Concept Z4 deportivo y progresivo encapsula la visión que tiene BMW Group de los roadsters modernos. «El BMW Concept Z4 expresa el nuevo lenguaje de diseño de BMW desde cualquier perspectiva y en todos los detalles. Desde el frontal dinámico hasta los impresionantes flancos, pasando por la zaga de corte limpio: unas pocas líneas y la sutil interacción entre las superficies es suficiente para generar un sentido de potencia y emoción», añade van Hooydonk.
La tradición roadster de BMW, actualizada


El BMW Concept Z4 adopta rasgos del diseño clásico de los roadsters, como la batalla larga, una silueta baja y estirada, y una zaga compacta, pero los envuelve en un conjunto innovador y seguro de sí mismo, y los enriquece con el lenguaje de diseño moderno de BMW. Un capó más corto y alerones definidos aseguran que el conductor se siente más cerca del centro del vehículo que en los roadsters anteriores de BMW. Esto hace que las nuevas proporciones ofrezcan una sensación centrada, deportiva y ágil. El contorno del vehículo sigue una distintiva forma de cuña, que llena de dinamismo al BMW Concept Z4 incluso antes de arrancar. Las grandes prominencias que se estiran hacia atrás desde el habitáculo integran de forma elegante la función de los arcos antivuelco y ofrecen una conclusión deportiva a la zaga, con una silueta cercana a la carretera.

La nariz de tiburón claramente esculpida en la parte frontal genera un contorno de superficie dramático que se extiende hasta abarcar los flancos. El nuevo rumbo del lenguaje de diseño de BMW se puede observar en tan solo unas pocas líneas precisas que forman superficies nítidas, mientras que los volúmenes de la carrocería están esculpidos de forma potente. Sus superficies y formas crean una impresión extremadamente moderna y emocional. Los grades Air Breathers ubicados detrás de las ruedas frontales actúan como fuente de las superficies elaboradas y moldeadas de los flancos, que parecen formadas por el flujo de aire que sale por los Air Breathers. Las superficies con luces y sombras se desarrollan en un movimiento elevado hacia la zaga y, a continuación, giran para formar pasos de rueda musculosos y volúmenes atléticos. Todo lo anterior dirige el foco de atención a la tracción trasera del vehículo. La dramática interacción de las líneas y superficies realza la forma de cuña de los flancos y les infunde aún mayor dinamismo. Y las molduras de entrada bajas, con su distintiva línea, hacen que el cuerpo parezca estar aún más pegado a la carretera, lo que destaca la sensación de altura reducida al mirar el coche de perfil.

La pintura exterior en Energetic Orange con acabado Frozen muestra contrastes de luces y sombras en la superficie, lo que acentúa la tridimensionalidad del exterior. Las llantas de aleación de 20 pulgadas en diseño deportivo de radios dobles bicolor ofrecen un toque de acabado armonioso al estilo de los flancos.
Frontal bajo y progresivo

El diseño del frontal del BMW Concept Z4 es de naturaliza innegablemente deportiva. La relación entre la característica parrilla delantera, baja y ancha, y la posición más elevada de los faros remite de forma deliberada al BMW Z8 y le da cierto aspecto extravagante al BMW Concept Z4. En lugar de las barras habituales, el interior de la parrilla delantera lleva una malla de diseño muy elaborado, cuya orientación vertical recuerda al diseño deportivo y funcional de la parrilla delantera de los primeros roadsters de BMW, como el BMW 328 Mille Miglia. En contra de la norma de BMW, el BMW Concept Z4 ofrece una interpretación vertical del clásico diseño de cuatro ojos de los faros, con dos tubos que se solapan en cada lado.

Los intermitentes apuntan en diagonal hacia la parrilla delantera desde la parte superior y destacan el aire deportivo del frontal. Y el capó en forma de concha con aperturas de ventilación estilizadas se curva sobre las ruedas, lo que crea una curva intrigante y prácticamente perfecta sobre el frontal.

El faldón frontal presume de una figura atlética gracias a su lenguaje de diseño escultural. Sus tres grandes entradas de aire son un guiño al motor potente y prometen una experiencia de conducción dinámica. La gran inserción de fibra de carbono en la entrada de aire central está directamente sacada del mundo del automovilismo y aprovecha los detalles a la perfección para destacar la presencia dinámica del frontal. Juntos, estos elementos componen un rostro innovador y memorable para el BMW Concept Z4, que rinde un tributo moderno y deportivo a los homenajeados roadsters de BMW del pasado.


Zaga atlética y atractiva

El diseño del BMW Concept Z4 hace referencia a los detalles y cualidades de la rica tradición roadster de BMW, al tiempo que los actualiza para el futuro. El diseño ancho y bajo de la parte trasera retoma las líneas de los flancos del vehículo y las extiende en una zaga moderna de claridad seductora en cuanto a superficies y elementos de estilo. Los pasos de rueda, potentes y voluminosos, le dan al vehículo unas caderas anchas enfatizadas por las finas luces traseras en forma de L, lo que incrementa aún más la postura deportiva del vehículo. Sobre las luces traseras, la tapa del maletero, completa con un prominente alerón, se alarga sobre los fornidos pasos de rueda y envía un mensaje de agilidad potente. Por debajo, las grandes salidas de aire del faldón trasero crean su propia impresión dinámica. El difusor de fibra de carbono añade una floritura deportiva y exclusiva, y acaba la zaga en su punto más cercano a la carretera.

La afinidad entre el interior y el exterior del BMW Concept Z4 es evidente, tanto en forma como en color. El lenguaje de diseño del interior toma el carácter potente y tridimensional del exterior, y añade otra voz al conjunto dinámico. Gran parte del interior adopta el color de la carrocería, lo que crea un claro enlace visual entre el interior y el exterior. Solo una moldura cromada exclusiva ofrece separación.



Al mismo tiempo, el interior sirve para reforzar la concentración total en la experiencia de conducir. El asiento del conductor, así como los paneles de las puertas, el cuadro de instrumentos y la consola central que rodean al conductor están completamente acabados en negro y destacan de forma prominente respecto a los tonos del exterior y del resto del interior conjuntados en naranja. Juntos, forman una zona claramente definida que rodea al conductor como una cápsula, lo que produce una sensación muy deportiva. Esto crea un entorno centrado únicamente en la conducción, con un «cono de visión» pronunciado, donde el volante y el resto de superficies negras parecen surgir hacia adelante y, al hacerlo, acentúan el potente enfoque en el conductor del habitáculo.

El cuadro de instrumentos y la pantalla de información central forman un conjunto de pantallas exclusivas integradas en el puesto de conducción para darle una ergonomía perfecta. Las dos pantallas están ahora ubicadas casi a la misma altura y muy cerca la una de la otra, por lo que parece que sean una sola unidad cohesionada. Trabajan juntas para ofrecer la información adecuada en el momento preciso. Mediante un comando táctil, el conductor puede elegir qué elementos del contenido disponible desea mostrar en la pantalla de información. Entre estos se encuentran la guía de rutas, las listas de reproducción u otras características de info-entretenimiento. Sobre el cuadro de instrumentos, el Head-Up Display muestra la información de conducción esencial dentro del campo de visión directa del conductor.
Superficies prominentes

Desde el lado del habitáculo más cercano al conductor emerge un cuadro de instrumentos deportivo muy ligero. La inteligente disposición de las superficies y los bordes rompe los grandes volúmenes y da la impresión de un músculo impresionantemente cincelado. El diseño claro y envolvente desde las puertas hasta el cuadro de instrumentos aumenta la sensación deportiva y protegida de ambos asientos.

Para centrarnos en lo esencial, todos los controles están agrupados en «islas funcionales». Nada te distrae de la experiencia de conducir. Las molduras del habitáculo también son de naturaleza minimalista. Es más, son los materiales exclusivos, los detalles cromados pulidos aplicados con esmero y los elegantes motivos hexagonales cortados con láser en los asientos los que crean un exclusivo ambiente interior. Las molduras de entrada en fibra de carbono y los logotipos asimétricos grabados en los asientos y en el cuadro de instrumentos aportan el toque final al perfil deportivo del interior.

Entradas populares