El ejército sirio cercó a los combatientes del grupo Estado Islámico (EI) en las regiones desérticas del centro de Siria

La zona desértica controlada por los yihadistas desde 2014 se extiende del centro de Siria hasta la frontera con Irak, en el este.

Archivo EFE

El ejército sirio y la milicias favorables al presidente Bashar al Asad cercaron el jueves totalmente a los combatientes del grupo Estado Islámico (EI) en las regiones desérticas del centro de Siria y preparan la batalla final para expulsarlos, anunció el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El ejército, que logró cortar completamente las rutas de reabastecimiento del EI, espera terminar rápidamente esta ofensiva para iniciar la batalla de Deir Ezor, última provincia siria en manos de los yihadistas, indicó el OSDH.

En la ofensiva lanzada en mayo pasado para expulsar al EI de la región de la Badiya (desierto), situada a caballo de las provincias de Homs y Hama y de Deir Ezzor (este), el ejército sirio recibió el apoyo de la aviación rusa y de milicias locales y extranjeras.

La zona desértica controlada por el EI desde 2014 se extiende del centro de Siria hasta la frontera con Irak, en el este.

Según Rusia, la reconquista de la provincia petrolera de Deir Ezzor, en la frontera con Irak, significará el fin del Estado Islámico en Siria.

Bajo el mando del general Isam Zahredin, varias brigadas del ejército y de la Guardia Republicana sirios, fuerzas paramilitares y combatientes del Hezbolá libanés resisten desde 2014 el asedio del EI en una parte de la ciudad de Deir Ezzor, la capital provincial.

El jueves, "las fuerzas del régimen efectuaron un avance estratégico imponiendo el mayor asedio al EI" en Badiya, principalmente en la provincia de Homs, dijo el OSDH.

Las fuerzas progubernamentales se apoderaron de Jabal Dahek, donde se juntaron las tropas que atacaban desde el norte y el sur, cerca de la ciudad de Al Sujna, en cuyos alrededores se registraban combates, indicó el OSDH.

Según los expertos, el ejército debe eliminar completamente al Estado Islámico de la parte central del desierto para lanzarse a la conquista de Deir Ezzor con la retaguardia protegida.

Si el ejército sirio elimina al EI del sector central, el gobierno controlará más de la mitad del territorio de Siria, indicó el geógrafo francés Fabrice Balanche, especialista de ese país.

Entradas populares