Las vicisitudes del planeta tierra no se pueden encontrar en otro lugar en el Universo.

El erudito Ray Kurzweil, en varios libros y artículos, ha postulado que “especies” alienígenas podrían haber visitado o estar visitando este planeta en forma de artefactos de Inteligencia Artificial.

“Delegados de Lugares Lejanos:

Nuestra visión contemporánea popular de visitas de otros planetas en el Universo contempla criaturas como nosotros con naves espaciales y otras tecnologías avanzadas que les asisten. En algunas concepciones los alienígenas tienen una apariencia muy similar a la humana. En otras, parecen un poco extraños….

….Visitas de entidades inteligentes de otro planeta representan una fusión de una evolucionada especie inteligente con su tecnología computacional inteligente aún más evolucionada….

Un super-inteligencia computacional de finales del siglo XXI aquí en la Tierra será de tamaño microscópico. Por lo tanto, una delegación inteligente de otro planeta no es probable que use una nave espacial del tamaño que es común en la ciencia ficción de hoy …. Considere que el objetivo de dicha visita no es probable que sea la extracción de recursos materiales ya que una civilización tan avanzada casi seguro que ha pasado más allá del punto donde no se necesita ningún material significativo …. El único propósito probable de esta visita es para la observación y la recopilación de información. La única riqueza de interés para una civilización tan avanzada será el conocimiento … “[páginas 257-258, La era de las máquinas espirituales: Cuando los Ordenadores Superen la Inteligencia Humana, Penguin Books, Nueva York, 1999]

(Kurzweil ha elaborado y ampliado su opinión en libros posteriores, La singularidad está cerca (2005), Cómo crear una Mente (2013), etc. , que traeré aquí más tarde).

La opinión de que civilizaciones avanzadas fuera de la Tierra evolucionarían de manera similar a cómo las civilizaciones se han desarrollado aquí es rizar el rizo extraterrestre como yo lo veo.

Las teorías evolutivas de Darwin se aplican a la Tierra (solamente) y son por lo tanto únicas.

Es decir, las vicisitudes de este planeta no se pueden encontrar en otro lugar en el Universo (excepto por pura casualidad el que las probabilidades están en contra, a menos que uno postule que Dios es el creador de todas las cosas, una idea que no es irracional, por cierto…. pero para otra ocasión).

Los empujes evolutivos y la(s) lucha (s) por la supervivencia sólo pueden aplicarse a este planeta; serían totalmente diferentes en otro lugar, donde la geología, la atmósfera, las especies exóticas, y otros elementos únicos estarían implicados.

Aquí surgió la tecnología no simbióticamente, sino de las mentes creativas de hombres como Babbage, Turing, para la informática (que es el impulso de la IA de Kurzweil) y todos los hombres y mujeres que proporcionaron ideas y esfuerzo para hacer máquinas.

Que tales “personas” emergieran en otro planeta es un imaginativo paso que aturde la mente.

Sin embargo, me gusta la idea de que los ovnis son vehículos o entidades con una esencia IA.

[Muchos avistamientos de ovnis en la literatura denota una pátina IA (que he relatado anteriormente aquí y recapitularé cuando termine el próximo libro de Nick Bostrom, Superinteligencia: Caminos, Peligros, Estrategias]

Si una especie avanzada creó máquinas que acabaron reemplazándola, uno puede imaginar que una inteligene máquina autoreplicante podría ponerse en camino a buscar en la galaxia o el universo “máquinas” o inteligencias como ella.

La curiosidad no sería ajena a una especie IA (si entiendo a Kurzweil correctamente).

Si eso no te seduce, ¿qué hay de máquinas IA avanzada de nuestro futuro?

Unas máquinas tan avanzadas como para pensar y crear/mantenerse a sí mismas, después de un espacio de tiempo (millones de años o más), y que han llegado a comprender y controlar el tiempo.

Una visita al pasado, como los convoyes extraterrestres, no sería una incursión prohibida o no deseada por cualquier especie inteligente, IA u otra diferente.

Después de todo, no hay otra explicación preminente.

Entradas populares