Tamaño grande

NASA's Scientific Visualization Studio Síguenos en Facebook Este 21 de agosto el continente norteamericano experimentará por primer...

martes, 8 de agosto de 2017

Los bombarderos B-1 de EE.UU. llegan a Guam

Están "dispuestos a luchar esta noche".  Llegan a Guam horas después de que Pionyang amenazara con atacar la base militar de EE.UU. en esa isla norteamericana.

Un avión B-1B Lancer de EE.UU. reposta durante un vuelo sobre el océano Pacífico, 10 de marzo de 2017.
US Air Force

Aviadores procedentes de Dakota del Sur (EE.UU.) se han desplazado hasta la base norteamericana de Guam con bombarderos B-1 y están "dispuestos a luchar esta noche", informa la Fuerza Aérea estadounidense del Pacífico (PACAF) en su cuenta de Twitter.

Horas antes, Pionyang aseguró que sopesa seriamente llevar a cabo un plan para atacar la base de EE.UU. en Guam con un misil y que pondría en práctica esa iniciativa "en cualquier momento" una vez que el líder de ese país, Kim Jong-un, tomara esa decisión.

Además, un portavoz del Ejército de Corea del Norte destacó que podrían llevar a cabo una operación preventiva si Washington realiza una acción provocadora.

Las tropas norteamercianas han llegado a Guam para participar en misiones bilaterales con Japón y Corea del Sur, especifica la Fuerza Aérea estadounidense del Pacífico.

El comunicado de PACAF precisa que dos aviones norteamericanos B-1B Lancer asignados al 37.º Escuadrón de Expedicionarios de EE.UU. han sido desplegados en la base aérea norteamericana Andersen ubicada en Guam para realizar una misión de 10 horas, durante la cual sobrevolarán la península coreana y la localidad japonesa de Kyushu.



Durante esas maniobras, los B-1 estarán acompañados por aviones F-15 de la Fuerza Aérea de Autodefensa de Japón y aviones de combate KF-16 de las Fuerzas Aéreas de Corea del Sur, entre otras cosas para demostrar "la solidaridad" entre esos tres países a la hora de defenderse de "acciones provocadoras y desestabilizadoras" en la región del Pacífico, especifica PACAF.

Este martes, el presidente de EE.UU., Donald Trump, aseguró que si Pionyang sigue presentando nuevas amenazas contra su país la respuesta será "fuego y furia nunca vistos antes".