No habrá una ciudad sostenible e inteligente sin una movilidad sostenible e inteligente

La ciudad del futuro será más inteligente

La Gestión Inteligente del Aparcamiento es fundamental para una ciudad más sostenible1


Durante el Smart City Expo Congress que se está celebrando del día 17 al 19 de noviembre en Barcelona, Audi ha presentado parte de sus ideas sobre el futuro de la movilidad urbana.

Y lo ha hecho presentando tres proyectos en los que se ha involucrado como muestra de su interés por hacer con la movilidad sostenible un mejor futuro.

Como dijo el CEO de Audi, Rupert Stadler: “Las ciudades del futuro serán más amables con el ser humano sólo si conseguimos hacer una movilidad también más inteligente y por tanto más amable”.

Los coches cada vez ocupan más espacio y esto restringe la libertad del ser humano por lo que Audi propone una movilidad sostenible donde el coche ocupe únicamente el espacio necesario para crear una ciudad más amable.
El problema y la solución

El primer proyecto presentado, el Assembly Row, Intelligent Parking Management se está desarrollando para la localidad de Somerville, un suburbio de Boston donde el ayuntamiento tiene un interés especial por desarrollar una zona sostenible y más amable con las personas. Una zona donde haya más parques y zonas de ocio o incluso más negocios que faciliten una mejor calidad de vida.

En los estudios que se han llevado a cabo se ha comprobado el espacio qué coches, residentes y negocios ocupan en la zona y resulta aterrador. Ahora mismo los coches ocupan el 50% del espacio, mientras que los residentes el 20% y los negocios el 30%. Una situación claramente en contra de las personas y que tanto Audi como el Ayuntamiento de Somerville persiguen modificar para que en el 2040 esta situación dé un 20% del espacio para los coches, un 40% para los residentes y el otro 40% para los negocios.
Gestión Inteligente del Aparcamiento

La Gestión Inteligente del Aparcamiento es un paso más en el desarrollo de la conducción pilotada que Audi lleva años investigando y la solución propuesta para el caso de Somerville «solución que como indica Audi es fácilmente extrapolable a otras ciudades del mundo». Consiste en una gestión inteligente de los aparcamientos donde el conductor avisaría con antelación al parking de su llegada. Una vez en la entrada el sistema se haría cargo del coche y la recarga de sus baterías si es necesaria «mediante un sistema de inducción». Con esta gestión el sistema aparcaría el coche junto a otros sin necesidad de dejar un espacio para la apertura de las puertas y ese espacio se ganaría para “apilar” los coches más juntos. Según los estudios este sistema reduciría hasta en un 62% el espacio necesario para aparcar.

Union Square
Algunas ciudades de Estados Unidos empiezan a tener problemas de espacio

El segundo proyecto también se localiza en Somerville, en la zona de Union Square. Allí, con una población muy joven y dispuesta a aceptar el uso de las nuevas tecnologías, los expertos de Audi están diseñando una situación en la que otra vez la conducción pilotada es la protagonista para solucionar el problema de fluidez del tráfico.

Según han visto los expertos y todos hemos experimentado más de una vez, buscar sitio para aparcar supone una pérdida de tiempo y un gasto de combustible muchas veces enorme y sin sentido.

La idea sobre la que trabaja Audi es aquella en la que una vez llegamos al sitio al que nos dirigimos nos bajamos de nuestro coche y le mandamos a aparcar a una zona fuera del centro donde haya aparcamientos preparados. Con esto se conseguiría fluidificar el tráfico ahorrando tiempo y combustible haciendo una ciudad otra vez, más amable. Todo ello gracias al uso de las nuevas tecnologías que permitirían tener toda la información sobre el tráfico y la distribución de los espacios para aparcar en la “nube” de Internet.

Santa Fe, México. Cuando la movilidad se convierte en inmovilidad
Los atascos en la ciudad de México pueden suponer un mes perdido al año

El tercer proyecto es probablemente el más ambicioso. La ciudad de México es la tercera ciudad más grande del mundo y la zona de Santa Fe, la zona de negocios, una de las que tienen el tráfico más lento.

Los empleados de las empresas allí situadas emplean alrededor de tres horas diarias para ir y volver de casa al trabajo y viceversa. Es decir casi un mes al año lo pasan en el coche.

Y esto está motivando que muchas empresas se planteen seguir en la zona o que muchos jóvenes no quieran trabajar allí por lo que el reto propuesto es complicado.

Audi, junto con el urbanista y profesor de Harvard José Castillo están tratando de dar una respuesta a este problema con soluciones innovadoras como el coche compartido, la flexibilidad de los horarios de entrada y salida o la creación de flotas de coches por parte de la empresas que recojan a sus empleados y aumenten la ocupación de los coches con la consiguiente disminución del número de coches. Hasta ahora el 63% de los empleados de la zona viaja sólo en su coche pero un 87% de ellos estaría dispuesto a compartirlo y tratar de aumentar la cifra de ocupación de 1,2 personas por coche.
SANTIAGO IBÁÑEZ

Entradas populares