Si te preguntasen cómo podemos medir la inteligencia de una persona, es probable que tu primera respuesta hiciese referencia a los clásicos tests de cociente intelectual.

Siete rasgos personales que te dirán si eres más inteligente que la media


Si te preguntasen cómo podemos medir la inteligencia de una persona, es probable que tu primera respuesta hiciese referencia a los clásicos tests de cociente intelectual. Lo que quizá no sepas es que esta clase de pruebas no son ni mucho menos respaldadas unánimemente por la comunidad científica. Son muchos los que cuestionan su eficacia y reclaman el uso de otras herramientas. Por eso hay numerosos estudios que tratan de relacionar la inteligencia con determinadas actitudes, rasgos del carácter e incluso gustos personales.

En el blog Business Insider encontramos una interesante recopilación de características que suelen tener las personas más inteligentes que la media, según las conclusiones extraídas de varias investigaciones especializadas. Evidentemente, no quiere decir que cualquiera que tenga uno o muchos de esos trazos posea una mente privilegiada; pero sin duda es curioso conocer qué dice la ciencia sobre los vínculos entre nuestra forma de ser y nuestra capacidad intelectual.

Por ejemplo, si has ido a clases de música es posible que tengas una inteligencia superior. Dos estudios distintos, de los años 2004 y 2011, demuestran que estas lecciones hacen que los niños desarrollen al máximo su potencial, algo que no sucede con otra clase de actividades. También suelen destacar aquellos que aprenden a leer pronto: analizando 2.000 parejas de gemelos, en la Universidad de Edimburgo y el Colegio Real de Londres comprobaron que en la mayor parte de los casos el más inteligente era el que antes había adquirido esa capacidad.

Te sorprenderá saber que existen estudios que relacionan mente y rasgos físicos. Según la Universidad de Princeton, las personas más altas acostumbran a ir un paso por delante de las demás; e incluso a obtener mejores salarios cuando comienzan a trabajar. Por lo general, también los zurdos sobresalen en determinadas tareas, como la de combinar dos objetos para formar un tercero nuevo, síntoma de talento según la ciencia. Además, al menos tres investigaciones han vinculado la obesidad con cocientes intelectuales más bajos y el deterioro de las funciones cognitivas.

La manera en que hayas sido criado puede resultar determinante. En 2007, desde la Universidad de Illinois advirtieron que los niños alimentados con leche materna solían convertirse en adultos más brillantes. Hasta tus gustos sobre mascotas pueden revelar algo sobre la capacidad de tu cerebro. Hace poco más de un año, en la Universidad de Carroll (Wisconsin) demostraron que las personas que prefieren los gatos a los perros consiguen mejores resultados en pruebas de inteligencia.

Entradas populares