Un experto invitado por la cadena Fox ha revelado que en Washington no están seguros de que puedan interceptar los lanzamientos balísticos de Corea y por eso no lo intentan.



Imagen ilustrativa  2lt. William Collette / zumapress.com / www.globallookpress.com

Todos los esfuerzos de EE.UU. para obligar a Pionyang a dejar de desarrollar armas nucleares han sido infructuosos, constató el analista político Ralph Peters. La causa de esos intentos fallidos, en su opinión, es la actividad de Kim Jong-un para consolidar su poder, para quien estas armas son "el último recurso, una herramienta de chantaje y amenaza".

En declaraciones al canal de televisión Fox News, el experto aseguró que a las administraciones anteriores les habría sido "más fácil" resolver el problema del programa armamentista en Corea del Norte. "La gente no entiende lo temerario que es Kim Jong-un", exclamó.


Según Peters, este carácter especial del joven líder norcoreano es uno de los motivos del porqué los militares de EE.UU. no han intentado derribar los misiles en ningún lanzamiento previamente registrado. "Para nosotros realizar una interceptación es más difícil que mandar una nave espacial a la Luna para la NASA", declaró a la presentadora. "No queremos alentar a Kim", agregó con referencia a un posible fallo de EE.UU.

"Si un misil fuera lanzado contra Guam o una de las ciudades de Japón, trataríamos de eliminarlo —alegó—. Pero si, teniendo en cuenta el itinerario del misil, debiera caer al océano y nosotros intentáramos derribarlo y erráramos, eso solo alentaría a Kim Jong-un. Decidiría: '¡Ajá! ¡Los estadounidenses no pueden derribar mis misiles!'"

No obstante, el analista espera que en una situación crítica los militares hagan todo lo posible para interceptar "al menos parte de esos misiles". No están seguros de si podrán derribar todos los misiles lanzados por Pionyang. "No lo sabemos de momento, pero estamos trabajando en ello", aseguró.

Entradas populares

Imagen

Stalingrado 1942