Así vive la Florida el catalogado “Huracán del Siglo”

A sólo pocas horas que el Huracán Irma toque tierras del Estado de la Florida, en Estados Unidos, un periodista escribe cortas líneas que intentan describir cómo se vive, por primera vez en su caso, un huracán de las características destructivas de Irma.

Irma es el huracán más potente que haya pasado por el Atlántico. EFE


Desde tiempos inmemorables los seres humanos han sentido y vivido el poder y la fuerza de la naturaleza. Hoy en el Sur de la Florida estamos viviendo un fenómeno sin precedentes en la historia meteorológica de los Estados Unidos. En la mirada de millones de personas se observa el miedo latente que significa una tragedia de esta magnitud, tormenta categoría 5 en la escala de Saffir-Simpsom.

En más de 20 años como periodista, cubriendo noticias y eventos en diferentes lugares de Colombia y el mundo, nunca había experimentado un sentimiento tan perturbador e incierto. La supervivencia es lo más importante en estos momentos. (Le puede interesar: Plantas nucleares de la Florida podrían ser apagadas por huracán Irma)

Han sido muchas las escenas dantescas vividas; tiendas y supermercados con escases de agua y alimentos, desespero por conseguir una gota de gasolina, familias huyendo hacia otros estados, autopistas con kilómetros de carros atascados, entre otras imágenes de pánico y angustia.

En términos de prevención y por experiencia, un país como Estados Unidos es muy organizado, y a pesar de la incertidumbre, el pánico con que se vive los últimos días y con el tiempo en contra, han podido informarle a toda la comunidad de la Florida sobre las medidas adecuadas para soportar este fuerte fenómeno natural, considerado por los expertos, como el más devastador de todos los tiempos.

Sin embargo, todos esos preparativos, planeación y medidas de seguridad, son mínimas en caso de que “IRMA” llegue del Océano Atlántico con vientos superiores a las 100 millas por hora – (160 kilómetros) como se pronostica hasta el momento.

En la historia de esta zona del país nunca un huracán había amenazado con tal fuerza; ya todos conocemos los estragos que ha venido causando en su paso por cada una de las Islas del Caribe por las que ha viajado. Los medios de comunicación y las autoridades locales, estatales y nacionales americanas, vienen utilizando las 24 horas del día, un lenguaje que de verdad pone la “piel de gallina”.

Algunas palabras que resumen todo: devastación, destrucción, ciclón, embestida, maremoto, orden de evacuación, supervivencia, desastre, mares agitados, cielos grises, fuertes lluvias, palmeras azotadas, olas gigantescas, rompeolas, refugios, corte de luz, ojo del huracán, tormenta categoría 5, aeropuertos cerrados y vientos sostenidos.

El Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés) nos ha mantenido informados, minuto a minuto del recorrido de IRMA y también de José y Katia otros dos huracanes que vienen cruzando el Mar Caribe.

La Cancillería Colombiana está pidiendo a todos los nacionales residentes en la Florida, se inscriban en su página Web registrando sus datos personales, familiares y de ubicación para contar con información en caso de emergencia.

Entradas populares