Hasta 650.000 personas salieron del ojo del huracán por miedo a sus consecuencias

Evacuaciones masivas por el Irma, un monstruo en el Atlántico

El éxodo en el sur de Florida es masivo - AFP

«Se escucharon nuestras plegarias», se felicitaba ayer el gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló, tras el paso del huracán Irma. Las predicciones apuntaban a una posible ruta en la que asolaría Puerto Rico, pero el huracán finalmente se desvió ligeramente hacia el Norte y la destrucción fue mucho menor de lo que se temía. Con todo, se registrarontres víctimas mortales por los vientos desatados que el huracán -con categoría 5 y vientos cercanos a los 300 kilómetros hora- lanzó sobre la isla, en la que se registraron destrozos y cortes en el tendido eléctrico para el 70% de su territorio.

Al cierre de esta edición, Irma continuaba su ruta, aunque con vientos algo menos fuertes y con la posibilidad de degradarse a categoría 4, con el ojo del huracán entre La Española -la isla en la que están República Dominicana y Haití- y las Islas Turcas y Caicos. A su camino, había arrasado varias zonas del Caribe. Las autoridades locales aseguraron que el 90% de Barbuda y el 95% de St. Martin -territorio francés- habían quedado destruidos. El impacto en las Islas Vírgenes de EE.UU. había sido «muy muy fuerte» según el presidente Donald Trump, que mostró su «gran preocupación» por los efectos de Irma. Por el momento, el balance de víctimas llega a nueve personas: cuatro en St. Martin, tres en Puerto Rico, una en Barbuda y otra en Anguilla.

La mirada está puesta ahora en la dirección y la fuerza con la que continuará Irma su ruta. Los modelos meteorológicos muestran que seguirá rumbo Noroeste, lo que podría afectar a las Bahamas, Cuba y Florida, donde podría llegar este fin de semana. En este estado estadounidense es donde la destrucción podría ser más importante, por la alta concentración de población y la baja altitud del terreno.

Evacuaciones masivas

El gobernador de Florida, Rick Scott, advirtió ayer que Irma es un «huracán nuclear» y que «todas las familias de Florida deben estar preparadas para una evacuación». De momento, ya se han decretado evacuaciones masivas en zonas amplias del Estado, sobre todo en el condado de Miami-Dade, que incluye a la ciudad de Miami y buena parte de la costa Sureste. Hasta 650.000 personas han recibido la orden de evacuación en esta zona.

Mientras tanto, Florida sufre problemas de abastecimiento de gasolina, hay embotellamientos de personas que salen de las zonas con mayor riesgo y el gobernador ha desplegado a 7.000 miembros de la Guardia Nacional. Irma «es mucho mayor que Andrew», dijo Scott en referencia al huracán que asoló el estado en 1992.

Ayer, el Congreso de EE.UU. aprobó un fondo de 15.250 millones de dólares para la reconstrucción de las zonas afectadas por el huracán Harvey a finales de agosto en Texas, dentro de un acuerdo para extender el techo de deuda pública. A la espera de un cálculo de daños, ese desembolso no será el último para paliar los efectos de un huracán.

Entradas populares