La tripulación de la EEI se resguarda por el peligro de las fortísimas llamaradas solares. Esos fenómenos podrían provocar alteraciones en los sistemas de soporte vital de esa estación espacial.




nasa.gov
Síguenos en Facebook

Luego de las fuertes llamaradas solares que se registraron la semana pasada —la cuarta, este 10 de septiembre—, las personas a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) tendrán que resguardarse en un compartimiento especial.

El director del Instituto de Investigación de Física Nuclear de la Universidad Estatal de Moscú, Mijaíl Panasiuk, señalóque la tripulación de la EEI recibió una alerta emitida este 10 de septiembre a las 20:00 —hora de Moscú— debido a que la corriente de protones solares fue más fuerte (X8,3) que la registrada durante la segunda fulguración potente del pasado jueves, que tuvo una intensidad X1,3.
El Sol emite otra fortísima llamarada, la cuarta en menos de una semana

Durante una rueda de prensa, Panasiuk explicó que el inicio de los eventos solares y la exposición a la radiación coincidieron con el momento en que la EEI paso "cerca del Sol" y recalcó que "una poderosa corriente de protones puede penetrar el armazón de la estación".

El portal Lenta, subraya que un daño al equipamiento de la EEI representa un peligro para quienes se encuentren en su interior, ya que el fenómeno podría provocar alteraciones en los sistemas de soporte vital.
El 6 de septiembre, el Sol emitió su fulguración más potente en los últimos 12 años y alcanzó una intensidad de X9,3, una de las mayores de ese tipo que puede producir.
Tras una segunda fulguración de X1,3 al día siguiente, el 8 de septiembre se registró la tercera, con una potencia de M8,1, que derivó en una tormenta magnética. La liberación de masa coronal de este tipo de llamaradas 'quema' el campo magnético de la Tierra.

La fulguración más potente provocó un empeoramiento del sistema de comunicación en Europa y América y puso en peligro a los satélites de baja órbita y geoestacionarios: los primeros podrían sufrir fallos, al encontrarse en una atmósfera más caliente; mientras que los segundos podrían chocar contra una nube de plasma solar al alejarse de la Tierra.

Entradas populares

Imagen

En busca de El Dorado