El fantasma que atemorizó a Al Capone

El fantasma que aterrorizó durante años a Al Capone,  se rumoreaba que era de una de sus víctimas.


 Al Capone, el mafioso más sanguinario de la historia americana, decía no temer a ningún ser viviente.

Pero nunca dijo lo mismo de seres que no estuviesen vivos. Y con razón, puesto que al parecer los últimos años de su vida los sufrió atemorizado por un espectro que le perseguía, fantasma que decían que era de una de sus muchas víctimas y que lo llamaban Jimmy.

Para entender bien esta historia debemos retroceder un poco en la historia de Al Capone, concretamente a su infancia.

Al Capone (alias “Scarface”, que traducido al español sería algo así como Cicatriz en la cara) creció en una familia pobre en Brooklyn. Como quizás ya sepas, sus padres eran inmigrantes italianos, venidos de Nápoles, y con una vena patriótica muy fuerte, que respetaban todas las tradiciones y creencias de su tierra.

Uno de los nueve hermanos que formaban la familia, ninguno de ellos creó tantos problemas a sus padres como el pequeño Al: expulsado del colegio a los 14 años por pegar a uno de sus profesores en la cara, esta fue una de sus muchas fechorías.

Lo único que se puede decir en su defensa es que los profesores no eran muy tolerantes con los hijos de inmigrantes y acostumbraban a pegarles cuando decidían castigarles. Y nuestro protagonista, al ser azotado, la devolvió también.



Tras ser expulsado del colegio, su vida comenzó a desviarse uniéndose a dos bandas callejeras: los “Brooklyn Rippers” y los “Forty Thieves Juniors”. Ese fue el tenebroso comienzo del poseedor de una de las vidas criminales más terribles de la historia.

Todo ello le llevó a que a la fecha de su muerte, Al Capone hubiera amasado una fortuna de unos 86 millones de euros gracias a numerosos robos, secuestros, apuestas, prostitución y muchísimas más fechorías y delitos.

Delitos muy famosos, pero quizás ninguno tanto como el desgraciadamente famoso Día de la masacre de San Valentín.

En esta masacre es dónde comienza nuestra terrible historia y dónde el fantasma Jimmy comienza a hacer acto de presencia.

La masacre de dicho día se puede explicar de forma resumida de la siguiente forma:

Algunos matones contratados por un famoso gángster, conocido como George “Bugs” Moran, se dirigían a trabajar a una de las sedes de dicho mafioso. Pero en ese momento, aparecieron algunos oficiales de policía supuestamente para detenerles, pero queacabaron matando a siete de estos hombres. Más adelante, se descubrió que estos policías en realidad eran matones de otro grupo, teóricamente liderado por Al Capone.

Aunque Al jamás fue condenado por estos asesinatos, todo el mundo estaba convencido de que fue él el principal responsable, puesto que George Moran era su famoso rival.

Y aquí es dónde aparece por primera vez el nombre de Jimmy, puesto que uno de los matones asesinados por los hombres de Al Capone se llamaba James Clark, pero era conocido como Jimmy.

Las cosas se ponen mucho más interesantes un tiempo después cuando Al Capone fue detenido y enviado a la cárcel de Filadelfia.


AL CAPONE JAMÁS FUE DETENIDO POR ASESINATO, SÓLO UNA VEZ POR POSESIÓN DE UN ARMA ILEGAL.

En esta celda vivía Al solo, era una celda muy bien equipado, adecuadamente decorada y con una sola cama. Pero a pesar de ello, el mafioso aseguraba que había otra persona más ocupando la celda con él. Poco a poco se fue volviendo más paranoico y gritaba por las noches a un tal “Jimmy” que le dejara solo.

Es más, otros prisioneros aseguraban oírle por las noches gritar e incluso tener conversaciones con alguien (todo esto mientras veían que la celda de Al Capone sólo estaba ocupada por él).

Cuando por fin Scarface fue liberado, no logró librarse de Jimmy, puesto que según él le seguía a todas partes y llegó a contratar a un psíquico para intentar expulsar al fantasma de su lado, pero desafortunadamente no funcionó.



Más adelante, Al Capone fue detenido de nuevo (esta vez por evasión de impuestos) y fue enviado a la famosísima prisión de Alcatraz.

Al parecer, al ingresar llevaba ya tiempo sufriendo la enfermedad llamada sífilis, pero no se la trató por vergüenza.

Cuando esta enfermedad llega a etapas avanzadas, comienza a introducirse en órganos vitales: el cerebro, el corazón…

En el caso de Al Capone, durante una década fue empeorando hasta llegar al cerebro, lo que hizo que su comportamiento se volviese tan extraño e impredecible que acabaron liberándolo de Alcatraz por “buen comportamiento”.

Finalmente, el mafioso murió en 1947 a la edad de 48 años, asegurando siempre que el fantasma de Jimmy estaba cerca suya en todo momento.

Nunca sabremos si de verdad hubo alguien del más allá persiguiéndole y acosándole o si todo fueron alucinaciones provocadas por su enfermedad. Pero sí sabemos que si fue un espíritu en busca de venganza, finalmente la logró.

Entradas populares

Imagen

Lechuga alienígena