Las agencias espaciales de China y Francia en la segunda mitad de 2018 lanzarán en conjunto un satélite para monitorear el comportamiento del océano.



Las agencias espaciales de China y Francia en la segunda mitad de 2018 lanzarán en conjunto un satélite para monitorear el comportamiento del océano.

Según las autoridades nacionales, esta sería la primera vez que ambos países se unen en este tipo de operaciones y ahora están en la fase de prueba del aparato.

El satélite pesa 700 kilogramos y su función principal será captar información precisa sobre el oleaje, los témpanos de hielos flotantes, los glaciares y la dinámica del océano.

A fin de realizar esas tareas, se le incorporarán equipos hechos en Francia y China.

El aparato partirá al espacio bordo del impulsor Larga Marcha, diseñado en Shanghai.

China tiene actualmente más de 140 satélites en órbita con un funcionamiento estable, cantidad sólo superada por Estados Unidos, según expertos.

Con esa tecnología, el país asiático lleva adelante el desarrollo socio-económico, la protección de los recursos naturales y la prevención de desastres, así como el fomento de las industrias emergentes.

Entradas populares

Imagen

En busca de El Dorado