Rusia ultima el temible misil balístico Sarmat

Moscú pretende llevar a cabo antes de final de año dos pruebas del misil balístico intercontinental RS-28, denominado Satan 2 por la OTAN.



Un misil balístico intercontinental SS-18 Satan en un museo en las afueras de Kiev, Ucrania. 22 de agosto de 2011.

El Ministerio de Defensa de Rusia ha programado pruebas del nuevo misil balístico intercontinental RS-28 Sarmat (SS-X-30 Satan 2, según la clasificación de la OTAN) para antes de que acabe el año. Sobre esto informa el diario 'Kommersant' citando a fuentes cercanas al desarrollo del proyectil.


Se trata de dos pruebas que involucran el lanzamiento del misil sin la utilización de sus motores, con el fin de ensayar el propio procedimiento y verificar el trabajo de los sistemas de control del cohete. Dichas pruebas se realizarán en el cosmódromo de Plesetsk, en la región de Arjánguelsk. De ser exitosas marcarán el fin de la etapa básica de pruebas del misil estratégico pesado.




El Sarmat fue concebido para reemplazar al RS-36M Voevoda (SS-18 Satan, según la clasificación de la OTAN). El misil de combustible líquido se diferenciará de su antecesor no solo por ser mucho más ligero (100 toneladas y 8,8 toneladas de carga útil), sino también por reemplazar las 10 ojivas nucleares del Satan con 10 ojivas de guiado individual, y por tener un alcance de 17.000 kilómetros, 6.000 más que el del Voevoda.

Además, el Sarmat se podrá desplazar hacia su objetivo a velocidades hipersónicas —superiores a Mach 17— cambiando de trayectoria en rumbo y altura para que ningún sistema de defensa antimisiles pueda interceptarlo. Se prevé que el proyectil sea puesto en servicioentre el 2019 y el 2020 en las divisiones de misiles estratégicos desplegadas en el sur de Rusia.
Gleb Garanich / Reuters

Entradas populares

Imagen

En busca de El Dorado

Imagen

Lechuga alienígena