Un tipo de proteínas determina el mecanismo molecular responsable de la longevidad de algunos gusanos y mamíferos, incluido el ser humano.

Los científicos encuentran el camino para prever el envejecimiento

Imagen ilustrativa
pixabay.com
Síguenos en Facebook

Científicos de la Universidad Case Western Reserve (Ohio, Estados Unidos) han descubierto que la concentración de proteínas KLF —que rigen la actividad de los genes— permite prolongar o reducir la vida, según el informe publicado en la revista 'Nature Communications'.

Estos especialistas han llegado a esa conclusión tras estudiar nematodos redondos 'Caenorhabditis elegans'. No obstante, los seres humanos también poseemos proteínas KLF, que reprimen la expresión de los genes a lo largo de la cual se usa la información del ADN para sintetizar biopolímeros.

Gracias a que controlan la autofagia, estas proteínas facilitan la destrucción de células defectuosas, sus organelas y otros productos secundarios. De este modo, la reducción del nivel de KLF provoca la acumulación de sustancias toxicas en las células, que conduce al envejecimiento y el desarrolló de hipertensión, enfermedades cardiovasculares y demencia.

Por su parte, el aumento en la concentración de proteínas KLF incrementará la esperanza de vida.

Entradas populares

Imagen

Lechuga alienígena