Alemania queda a la espera de la decisión final de los cuatro partidos políticos que siguen negociando desde hace un mes la formación de una nueva coalición gobernante.



Imagen ilustrativa
Hannibal Hanschke / Reuters
Síguenos en Facebook

En Alemania reina la agitación este jueves por el próximo anuncio de la decisión final de las autoridades respecto a la creación de una nueva coalición gobernante. Los negociadores del bloque formado por la Unión Demócrata Cristiana (CDU), liderada por la actual canciller Angela Merkel, y la Unión Social Cristiana (CSU) y sus colegas del Partido Democrático Libre (FDP) y de la Alianza 90 / Los Verdes siguen negociando la creación de un gobierno conjunto desde el pasado 18 de octubre. Se espera que firmen un documento final al respecto la tarde de este jueves, informa Deutsche Welle.
¿Ha llegado la 'Coalición de Jamaica'?

Estas largas negociaciones empezaron semanas después de las últimas elecciones en el país germano, que dejó unos inesperados resultados. Uno de los más destacados fue que, tras perder contra Merkel, el entonces candidato a la Cancillería por el Partido Socialdemócrata (SPD), Martin Schulz, anunció que su partido no reeditará la coalición con la CDU y la CSU y se postulará como partido opositor al bloque de la canciller.

Por su parte, Winfried Kretschmann, miembro de la Alianza 90/Los Verdes y ministro presidente del estado federado de Baden-Wurtemberg, aseguró poco después de las elecciones que su partido estaba abierto a mantener negociaciones para formar una coalición con el bloque de Merkel. El FDP también se unió a las negociaciones.

El líder del FDP, Christian Lindner, la canciller Angela Merkel, la líder de la Alianza 90 / Los Verdes, Katrin Goering-Eckardt, y el jefe de la Cancillería de Alemania, Peter Altmaier, el 30 de octubre de 2017. / Axel Schmidt / Reuters

No obstante las duraderas conversaciones de los líderes de estos cuatro partidos, todavía se pone en duda la formación de un eventual Ejecutivo conjunto, que los medios han bautizado como la 'Coalición de Jamaica' por la semejanza entre la combinación de los colores de la bandera de este país caribeños y los de dichos partidos.

"Poco indica que salga de ellas una alianza estable", opina el periódico Die Zeit. Una de las principales causas de tales dudas es la presencia de disputas entre tres de los partidos en las materias más importantes para el país germano.
¿Qué obstaculiza la llegada del gobierno cuatripartito?

Las divergencias de opinión de los cuatro partidos residen en cuestiones como la política migratoria, la protección medioambiental, la actitud ante la Unión Europea y la gestión del presupuesto, entre otras.

En lo que respeta a la migración, el bloque de la CDU y la CSU y el FDP no coinciden en el número de inmigrantes permitido en Alemania. Asimismo, los Verdes abogan por permitir a los refugiados que lleven con ellos a Alemania a sus más próximos familiares, mientras que la CSU sostiene en que se necesitan restricciones estrictas al número de los inmigrantes. Estas y otras cuestiones al respecto frenan que los miembros de la posible coalición lleguen a un acuerdo.

Interior del edificio del Reichstag, Berlín, Alemania, el 12 de febrero de 2017. / Fabrizio Bensch / Reuters

En cuanto al medioambiente, los Verdes insisten en la reducción del número de centrales eléctricas en las que la energía se obtiene de combustibles fósiles para reducir de forma significativa las emisiones de dióxido de carbono y alcanzar las metas que se han marcado para el horizonte de 2020. Entretanto, los demás partidos consideran que tal paso "no tiene sentido" desde el punto de vista económico y podría resultar "peligroso". También existen otras diferencias en sus posturas.

Asimismo, las formaciones políticas no logran coincidir en las direcciones de las directrices futuras del país respecto a la UE y los gastos presupuestarios nacionales.

Por ejemplo, el FDP se opone a la idea de prestar ayuda a países que atraviesan situaciones como la que ha vivido Grecia, mientras que los Verdes apoyan las ideas del presidente francés Emmanuel Macron acerca de la introducción de reformas dentro de la UE y de toda la Eurozona.

Además, tampoco son capaces de alcanzar a una posición conjunta en relación con los sistemas de la seguridad de los depósitos bancarios: en concreto, si hay que 'europeizarlos' o no.
"Un huracán se acerca a 'Jamaica'"

Y los negociadores no intentan esconder su descontento con el paso de las conversaciones. Al terminar este miércoles una ronda, Winfried Kretschmann arremetió contra la actitud de la CSU ante su partido, afirmando que "o se negocia —y entonces se hace y no se recurre a grandes ataques [y expresados de forma] radical contra otras partes— o no dejaré de sospechar que estos señores no quieren para nada que se negocie aquí de manera constructiva y exitosa". Y, si este es el caso, "deberían decirlo" abiertamente, instó Kretschmann. El representante de Alianza 90/Los Verdes reconoció que sus declaraciones "no suenan optimistas".

Por su parte, el vicepresidente del FDP, Wolfgang Kubicki, también manifestó escepticismo a la hora de referirse al éxito de una coalición de estas características. "Yo diría que a 'Jamaica' se acerca un huracán", expresó este miércoles, recoge SRF. No obstante, la canciller Angela Merkel se ha mostrado optimista. Pese a las "grandes diferencias" en las posturas de los cuatro partidos, "creo que esto puede suceder", ha asegurado este jueves en referencia a la formación de un Gobierno conjunto, cita Die Welt.

¿Y si no llegan a un acuerdo?

Deutsche Welle opina que si fracasan las negociaciones de la CDU/CSU, el FPD y la Alianza 90 / Los Verdes, Merkel podría dirigirse al partido SPD, sus antiguos socios, y preguntarles si todavía se niegan a reanudar la cooperación en el marco de una nueva coalición. Si los socialdemócratas ablandan su postura y le responden con un sí, su unión tendrá una mayoría en el Bundestag.
El bloque de Merkel gana las legislativas, el partido de ultraderecha llega al Parlamento

Mientras, el secretario general del SPD, Hubertus Heil, afirmó en una entrevista con Focus la semana pasada que su partido no está disponible como opción "de reserva" y que si los posibles miembros de la 'Coalición de Jamaica' fracasan en su creación, la situación podría desembocar en nuevas elecciones federales.

En este sentido, Focus también opina que un fracaso de las negociaciones significaría que todos responsabilizarían a la actual canciller, lo que supondría una "derrota desagradable" tanto para ella misma como para su partido.

Como resultado de la difícil situación respecto a la creación de la 'Coalición de Jamaica', "el futuro político del país es raramente incierto en estos momentos", resume el periódico Die Zeit.

Entradas populares