Australia: demolerán el estadio olímpico inaugurado para Sydney 2000 y construirán uno nuevo en el mismo lugar



EL ANZ Stadium será reemplazado por un recinto para una menor cantidad de espectadores. La misma suerte correrá el Allianz Stadium, en funciones desde 1988. La oposición al gobierno local denunció una "inversión inútil"



Este viernes se anunció que los dos estadios más importantes de Sydney serán demolidos para levantar en su lugar nuevos recintos, en el marco de un plan de grandes inversiones promovido por el gobierno local. Este enorme plan incluye al moderno ANZ Stadium, inaugurado en 1999 con motivo de los Juegos Olímpicos que se celebraron en la ciudad australiana en el 2000.

Gladys Berejiklian, primera ministra del Estado de Nueva Gales del Sur, del que Sydney es la capital, hizo el anuncio del proyecto que tiene como objetivo primordial que la ciudad se convierta en una sede atractiva para "la Copa del Mundo femenina de la FIFA o el Mundial de rugby".La polémica envuelve a la medida debido a que se demolerán dos estadios modernos y con poco uso. El ANZ Stadium fue inaugurado con motivo de los Juegos Olímpicos de Sydney 2000. Originalmente tenía una capacidad para 110 mil espectadores, que en 2003 fue reducida a 83.500. 

La idea es reemplazarlo por un estadio rectangular, con lugar para 75 mil personas.El otro reducto que será destruido será el Allianz Stadium, construido en 1988 y con una capacidad de 45.500 espectadores. En su lugar se levantará un estadio con la misma capacidad. "Los aficionados estarán más cerca de la acción que antes, con gradas elevadas que crearán un muro de color y sonido inspirado en el Coliseo", detalló Berejiklian y precisó que el costo de esta obra será de 2 mil millones de dólares australianos (1.280 millones de euros.)

Ante este anuncio, las fuerzas políticas opositoras a la primera ministra alzaron la voz y denunciaron una "inversión inútil", al mismo tiempo que hicieron hincapié en que ese dinero sería mejor invertido en la construcción de escuelas y hospitales.

"¿Para qué hacer eso? ¿Es que el partido entre Waratahs y los Bulls en el Súper Rugby llevará 45.000 personas al estadio?", señaló Luke Foley,dirigente del Partido Laborista, quien en su cuenta de Twitter escribió una serie de mensajes en contra del proyecto de demolición y construcción de nuevos estadios.

Entradas populares