Científicos en Estados Unidos han creado un organismo semi-sintético capaz de almacenar y recuperar información genética artificial



Investigadores descubren vía para producir proteínas artificiales

El diseño de este tipo de proteínas presenta una nueva vía para explorar el desarrollo de nuevas terapias, plásticos y otros materiales.


Científicos en Estados Unidos han creado un organismo semi-sintético capaz de almacenar y recuperar información genética artificial, según revela un estudio publicado hoy por la revista Nature. A partir de esta entidad bacteriana, se podrían desarrollar en laboratorios nuevas proteínas y funcionalidades en el futuro, destaca la investigación liderada por el Departamento de Química del The Scripps Research Institute de La Jolla.



La información genética de cualquier organismo se almacena en un "alfabeto" de cuatro nucleótidos (adenina, guanina, citosina y timina) que se emparejan para formar dos pares de bases, lo que da lugar a los escalones de la doble hélice del ADN, recuerdan los expertos.

El principal objetivo de la biología sintética es crear nuevas formas de vida y funciones, y la vía más directa para conseguirlo es a través del desarrollo de organismos semi-sintéticos cuyo ADN alberga dos letras adicionales, que forman una tercera base de pares innatural, explican en el texto.

En 2014, este grupo de investigadores ya creó una cepa semi-sintética de la bacteria "Escherichia coli" que incorporaba un código genético expandido y que contenía dos nucleótidos "innaturales", además de los cuatro naturales que forman la citada escalera del ADN.

Esta bacteria podía mantener y reproducir el código genético modificado, pero no llegaron a establecer si los nucleótidos artificiales podían ser usados para codificar proteínas, como hace el ADN natural.

Ahora, los científicos han constatado que el nuevo organismo semi-sintético transcribe y traduce los nucleótidos innaturales con la misma eficacia que los naturales, hasta lograr sintetizar proteínas que contienen aminoácidos artificiales.

Estos resultados demuestran que hay interacciones, además de las que se establecen con enlaces de hidrógeno, que pueden replicar cada paso del proceso de almacenamiento y recuperación de información, señalan los investigadores.

El organismo semi-sintético obtenido, destacan, puede codificar y recuperar más información, al tiempo que podría servir como plataforma para crear nuevas formas de vida y funciones.

Entradas populares