«Creamos Cabin para cambiar la forma en que viajamos con vehículos increíblemente cómodos para pasar la noche que maximizan cada momento de vigilia y sueño»

Cabin

Así es Cabin, el autobús gigante de lujo que está haciendo furor entre los «millenials».
Sus ostentosas características han hecho que este medio de transporte arrancara con mucho éxito en julio de este año entre a un precio 96,45 euros aproximadamente.

El tiempo perdido, la logística estresante y los costos adicionales a menudo nos impiden viajar de manera fácil (y espontánea) entre ciudades. Pero la forma más soñadora de viajar entre Los Ángeles y San Francisco ya existe. «Queríamos una nueva forma de viajar que nos conectara convenientemente con otras personas y lugares». Así presentan los responsables de Cabin su nueva propuesta, un autobús-hotel rodante.



El este «hotel» te registras a las once de la noche y sales a la mañana siguiente a las siete de la mañana. Y en una ciudad distinta. Y aunque este sea un autobús de lujo, según explicó a la prensa su creador Tom Currier, «es el polo opuesto de un autobús». Aunque técnicamente lo sea, solo que en lugar de asientos contiene dos plantas con 24 pequeñas habitaciones que conforman una especie de híbrido entre una pequeña habitación de hotel y una cabina de primera clase en avión.

La meta de esta compañía es «hacer el mundo más pequeño para que la vida de la gente puede ser más grande». Por el momento sólo cubre la ruta entre estas dos ciudades de California, pero está pensado para trayectos de entre 500 y 800 kilómetros: distancias que se hacen largas en auto o tren, pero que resultan cortas para descansar lo suficiente en un avión.

La meta de esta compañía es «hacer el mundo más pequeño para que la vida de la gente puede ser más grande»

Cabin quiere ser una opción competitiva ante otros medios de transporte como aviones, trenes o automóviles que, además, cuenta con una zona de estar, un baño compartido, conexión WI-FI, enchufes para sus aparatos electrónicos, una botella de agua, café o té, tapones para los oídos y un frasquito de dream water, una mezcla con melatonina que facilita el sueño.

Todas estas características han hecho que Cabin arrancara con mucho éxito en julio de este año -ya han construido tres unidades, sobre todo, entre los «millenials» a un precio de 115 dólares (96,45 euros aproximadamente) el ticket.

Entradas populares