Estallidos sin explicación desconciertan a los científicos

En lo que va de año se han producido un total de 64 episodios similares en Estados Unidos, el Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda.

Imagen ilustrativa
pixabay.com
Síguenos en Facebook

Una serie de fuertes estallidos en distintas partes del mundo tienen desconcertada a la comunidad científica, que sigue sin saber el origen de este fenómeno, que ha venido sintiéndose cada vez con mayor frecuencia.

Según ha informado el Daily Mail, en lo que va de año se han producido en total 64 episodios similares en el territorio estadounidense, en algunas zonas del Reino Unido, Australia y Nueva Zelanda. Uno de los más recientes se produjo el pasado 14 de noviembre en el estado de Alabama (EE.UU.). Muchos de sus habitantes informaron a través de las redes sociales del suceso, denominado como 'Bama Boom', que incluso sacudió sus hogares.

Bill Cooke, portavoz de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA, señaló que este último episodio podría haber sido causado por un avión supersónico, un estallido en tierra o la explosión de meteoritos en la atmósfera. Al respecto, el Servicio Geológico de EE.UU. (USGS, por sus siglas en inglés), tras analizar los ruidos, confirmó que no fueron resultado de un terremoto.

De acuerdo con la revista Popular Mechanics, la fuente más común de estas "misteriosas estampidas sónicas" son vuelos militares no anunciados con aviones supersónicos. No obstante, en EE.UU. la Fuerza Aérea no se ha pronunciado al respecto.

Los misteriosos ruidos han sido reportados por decenas de residentes de distintos lugares: un habitante de la ciudad de Abergavenny (Gales, Reino Unido) lo ha descrito como si se tratara de "una ráfaga de escopeta o fuegos artificiales". Otros lo relacionan con los meteoritos provenientes de la lluvia anual de estrellas Leónidas, que alcanzó su apogeo la semana pasada, e incluso con explosiones provocadas durante entrenamientos militares.

Ron Hranac, un experto en astronomía, afirmó en declaraciones a la CBS que si efectivamente los estallidos fueron producidos por un meteoroide, no estarían relacionados con las Leónidasporque los meteoritos de la tormenta son demasiado pequeños como para llegar al suelo y producir tal estruendo.

El pasado 27 de octubre, otro estallido fue registrado en la península de Eyre, al sur de Australia, luego de que varios testigos presenciaran el paso de un meteorito brillante. Un portavoz de la Red Desert Fireball, una red de cámaras en Australia que rastrear meteoritos que entran en la atmósfera, subraya que el fenómeno pudo ser causado por un cambio en la presión cuando el cuerpo celeste entró en la Tierra.

Entradas populares