El auge de la economía digital está remodelando el panorama económico de China





El auge de la economía digital está remodelando el panorama económico de China a medida que la expansión de tecnologías como los macrodatos y la inteligencia artificial revitalizan las industrias tradicionales y dan una nueva dimensión al desarrollo de alta calidad.

La economía digital del país ascendió a 22,58 billones de yuanes (aproximadamente 3,43 billones de dólares) el año pasado, lo que supone el segundo lugar a nivel mundial y representa alrededor del 30 por ciento del PIB nacional. Este crecimiento de casi el 20 por ciento superó sustancialmente al de la economía general, que subió un 6,7 por ciento en 2016.

Es probable que la tendencia continúe en el futuro y se espera que se alcancen los 16 billones de dólares para 2035.

"La economía digital se ha convertido en un motor central del crecimiento económico de China", destaca el fundador del gigante de Internet Tencent Pony Ma.

Tencent ha invertido grandes sumas de dinero para forjar la competitividad en tecnología financiera y macrodatos, y en el tercer trimestre registró un fuerte crecimiento en las secciones de juegos, contenido digital, publicidad y pagos en línea.

"China ya está más digitalizada de lo que piensan muchos observadores y tiene el potencial de liderar la vanguardia digital mundial en las próximas décadas", considera el McKinsey Global Institute (MGI) en un informe.

En el mundo había 3.890 millones de usuarios de internet en todo el mundo a fecha de junio, de los cuales 751 millones estaban en China. La enorme cantidad de usuarios de la web ha creado espacio suficiente para que aquellos que se arriesgan con en el comercio electrónico, los pagos móviles y otras áreas emergentes puedan desplegar las alas.

China alberga las plataformas de venta minorista líderes en línea Alibaba y JD.com y es el mayor mercado de comercio electrónico del mundo, al que aporta más del 40 por ciento del valor de las transacciones, cuando hace una década contribuía menos del uno por ciento. En términos de pagos móviles, el valor de las transacciones de China es 11 veces el de Estados Unidos.

"La economía digital está haciendo una mayor contribución a la economía nacional y se está convirtiendo en un nuevo motor de transformación económica y mejoras", comenta Lin Xiunian, subdirector de la Comisión Nacional de Desarrollo y Reforma, el máximo planificador económico del país.

Los legisladores de China se comprometieron, al cabo de tres días de reuniones con motivo de la reciente Conferencia Central de Trabajo Económico, a dirigir la economía hacia un nuevo camino de crecimiento de alta calidad en lugar de la alta velocidad. La tecnología digital impulsará este cambio, revitalizará los sectores rezagados y creará nuevos puntos de crecimiento

"China fomentará decididamente los nuevos motores de crecimiento, mejorará la innovación tecnológica, impulsará la actualización de sectores tradicionales y apoyará negocios y líderes innovadores", según un comunicado publicado tras esta reunión clave.

El gobierno ha implementado una serie de políticas tales como las estrategias "Hecho en China 2025" e "Internet+" para estimular la integración de las tecnologías de internet y la manufactura, así como otros sectores tradicionales.

"Después del proceso de digitalización, las empresas verán un aumento del 30 por ciento de media en la eficiencia de la producción y una caída del 20 por ciento en los costos de operación", prevé el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información (MITI).

El experto de la Academia de Ingeniería de China Wu Hequan augura que la tecnología de macrodatos redefinirá una serie de sectores que incluyen a los de finanzas, atención médica, manufactura, logística y transporte, e impulsará nuevos modelos de negocio en el área del automóvil, la educación y el turismo.

La unidad de reparto de comida de Meituan Dianping, el sitio de ofertas grupales más grande de China, emplea a alrededor de 500.000 mensajeros, el 31 por ciento de los cuales provienen de industrias tradicionales en declive y el 10 por ciento de áreas pobres.

"Nuestros servicios crean empleo y valor, y representan el futuro de la economía", dice el director ejecutivo de Meituan Dianping, Wang Xing.

La economía digital cuenta con el respaldo de numerosas firmas tecnológicas chinas que pasaron de seguir la estela de otros a erigirse en líderes de la comunidad tecnológica internacional.

"Los tres gigantes de internet de China están construyendo un rico ecosistema digital que ahora se está extendiendo más allá de ellos. Baidu, Alibaba y Tencent [...] están impulsando mejoras técnicas como la eficiencia informática para establecer nuevos estándares de excelencia", indica el MGI.

La inversión también ha llegado en cascada. El MGI señala que China está entre los tres primeros del mundo en inversión de capital de riesgo en áreas clave de la tecnología digital, incluidos los vehículos autónomos, la impresión 3D, la robótica, los drones y la inteligencia artificial.

Una de cada tres de los 262 unicornios del mundo, como se conoce a las nuevas empresas valoradas en más de 1.000 millones de dólares, es chino, y esa tercera parte suma el 43 por ciento del valor global de la lista.

El gobierno ha prometido exenciones de impuestos, apoyo financiero y otras medidas favorables para ayudar a las empresas innovadoras a germinar y crecer, y espera ver más actores nacionales capaces de enfrentarse a sus rivales internacionales.

"China ya es una economía digital global, y tendrá un mayor impacto en el mundo digital mundial", afirma Jonathan Woetzel, socio principal de McKinsey.

Entradas populares