El Gobierno ruso está dispuesto a facilitar las negociaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos, señalò el jefe de la diplomacia rusa.

"Moscú nunca apoyará los intentos de Corea del Norte de convertirse en una potencia nuclear".
El canciller de Rusia considera que esas iniciativas armamentísticas son peligrosas.

Lanzamiento del misil balístico Hwasong-12. Imagen difundida por KCNA el 15 de mayo de 2017.
KCNA / Reuters
Síguenos en Facebook

"Obviamente estamos muy preocupados por los intentos de Corea del Norte de convertirse en una potencia nuclear. Nunca lo aceptaremos ni aprobaremos", ha declarado el ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en una entrevista a RIA Novosti.

El canciller ruso ha indicado que los pasos de Pionyang pueden socavar la no proliferación de armas nucleares en el mundo y, dadas las tensiones en la península coreana, "son sencillamente peligrosos".

Al mismo tiempo, Lavrov ha subrayado que Moscú no apoya "la iniciativa de varios Estados de ejercer una presión máxima sobre Corea del Norte, a menudo interpretada como un total bloqueo económico y político de ese país empleando todas las medidas al alcance".
Moscú: "No hay un nuevo telón de acero entre Rusia y EE.UU."

El Gobierno ruso, por su parte, está dispuesto a facilitar las negociaciones entre Corea del Norte y Estados Unidos, ha señalado el jefe de la diplomacia rusa.

"Estamos seguros de que no solo Corea del Norte, sino también EE.UU. y sus aliados tienen que abstenerse de cualquier paso que pueda provocar una crisis, y, por fin, iniciar las negociaciones", ha declarado Lavrov.

Asimismo, el canciller ruso ha destacado la necesidad de desarrollar los contactos con Pionyang en vez de romperlos y un "trabajo gradual" con las autoridades norcoreanas para conseguir la desnuclearización en la península de Corea.

Entradas populares