El mandatario peruano podría ser destituido por 'incapacidad moral', una figura establecida en la Constitución del país, y en la cual se apoyaron los legisladores para votar a favor de admitir la vacancia.

El presidente Kuczynski, al filo de la destitución

Este jueves, el mandatario peruano se someterá a juicio político en el Congreso, donde deberá defenderse de la acusación en su contra sobre el recibimiento de fondos por parte de Odebrecht.

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, durante una entrevista el pasado 17 de diciembre.
Handout / Reuters
Síguenos en Facebook

El presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, conocido como PPK, se presentará ante el Congreso de su país este jueves para defenderse de las acusaciones en su contra por estar presuntamente involucrado en el megacaso de corrupción Lava Jato, originado en Brasil y que ha salpicado a varios países de América Latina.

La intervención en el Legislativo se hace luego que el pasado viernes se admitiera, a pedido de la oposición, especialmente del partido Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, la solicitud de 'vacancia' contra Kuczynski.

La moción se sometió a votación en el Congreso tras salir a la luz documentos que involucran al primer mandatario, en los que se señala que Odebrecht, empresa brasileña incluida en el caso Lava Jato, pagó 782.207 dólares a la consultora Westfield Capital, empresa creada en 2002 por Kuczynski, por asesorías hechas entre 2004 y 2007, cuando fue ministro de Economía y primer ministro.


Sesión en el Congreso de Perú donde se admitió la solicitud de vacancia contra PPK, 15 de diciembre de 2017. / Guadalupe Pardo / Reuters

En principio, el mandatario había anunciado que estaba dispuesto a reunirse con la comisión investigadora del Congreso en el caso Lava Jato y esperaba la fecha y hora de la cita; no obstante, ahora deberá comparecer ante el pleno del Legislativo.

Kuczynski ofreció una entrevista a un grupo de periodistas el pasado 17 de diciembre, en la que señaló que cuando ejerció los cargos públicos de ministro "renunció a todos los directorios en los cuales estaba", y todos los negocios los manejó su socio, el chileno Gerardo Sepúlveda.

En ese encuentro con la prensa, se disculpó con los peruanos por no haber explicado "bien de qué se trata" y aseguró que "estos son temas que tienen 10 o más años de antigüedad".

El mandatario, quien asumió el poder en julio de 2016, ha catalogado este proceso como "un asalto al orden constitucional" y ha dicho que no renunciará a la presidencia.

PedroPablo Kuczynski
✔@ppkamigo



Nos costó mucho recuperar esta democracia. No la volvamos a perder. No voy a abdicar ni a mi honor, ni a mis valores, ni a mis responsabilidades como presidente de todos los peruanos.

¿Qué puede pasar en el juicio político?

El mandatario peruano podría ser destituido por 'incapacidad moral', una figura establecida en la Constitución del país, y en la cual se apoyaron los legisladores para votar a favor de admitir la vacancia.

El Congreso unicameral peruano está conformado por 130 legisladores. De acuerdo con la Carta Magna, son necesarios dos tercios, u 87 votos, para destituir a un mandatario.

Hasta el momento se han mostrado a favor legisladores de Fuerza Popular, partido que tiene 71 escaños; del Frente Amplio, que tienen 10; la bancada del Partido Aprista Peruano, del expresidente Alan García, que cuenta con 5 congresistas; y el bloque de Alianza por el Progreso, que junta a otros dos partidos, cuenta con 9 curules.

La bancada de Peruanos por el Kambio, de Kuczynski, cuenta con 18 escaños en el Congreso.

En caso de ser destituido, la medida entra en vigencia una vez que el Congreso informe al presidente o al jefe de gabinete.
"No he mentido": El presidente peruano Pedro Pablo Kuczynski ofrece una entrevista televisada

Si Kuczynski es despojado de su cargo, quedaría en su lugar el primer vicepresidente Martín Vizcarra, quien continuaría con el mandato hasta 2021. En caso de negarse a asumir el puesto, la responsabilidad pasa a la segunda vicepresidenta, Mercedes Araoz. Si ambos desisten o el Legislativo consigue su remoción, el Congreso tendría que convocar elecciones y, mientras se realizan, el presidente del hemiciclo asumiría las riendas del país.

En el caso Lava Jato, se presume que Odebrecht pagó 788 millones de dólares en sobornos en 12 países de Latinoamérica y África.
Hasta ahora, el funcionario de más alto rango acusado por la justicia es el vicepresidente de Ecuador, Jorge Glas, quien fue sentenciado a seis años de prisión tras ser encontrado culpable de asociación ilícita de la mano de Odebrecht.

Entradas populares