El politólogo chino Joseph Cheng destacó que, a falta de iniciativas para negociar, Pionyang tendrá suficiente poder de disuasión nuclear dentro de 5 o 10 años.


"Los próximos lanzamientos de misiles norcoreanos son casi inevitables"

Hwasong-15, el nuevo tipo de misil lanzado por Pionyang el 28 de noviembre último.
Reuters
Síguenos en Facebook

El reciente lanzamiento del misil intercontinental realizado por Corea del Norte, que potencialmente podría alcanzar Washington, y el posterior comienzo de ejercicios aéreos "masivos" de Corea del Sur y EE.UU. han dado pie a algunos políticos estadounidenses a hablar de una probabilidad cada vez mayor de un conflicto bélico con Pionyang.
FOTOS: Así vivió Kim Jong-un la prueba del último misil intercontinental

A su vez, en una entrevista con RT, el politólogo chino Joseph Cheng destacó la falta voluntad de las partes involucradas para negociar y buscar una solución mediante el diálogo.

Los ejercicios aéreos a gran escala iniciados por EE.UU. denominados 'Vigilant Ace', los mayores en la historia de las maniobras conjuntas entre ese país y Corea del Sur, "definitivamente no son razonables", ya que este tipo de medidas "no serán efectivas", señaló Cheng. Además, esa forma de confrontación "significa que el círculo vicioso se ha mantenido" e incluso "exacerbado".

Amenaza retórica

Está claro que tanto Washington como Seúl "no están listos para aceptar la sugerencia de parte de China y de Rusia" de congelar el discurso bélico y las demostraciones de fuerza para "generar una mejor atmósfera de negociación".

El peligro latente de la situación actual es de carácter "principalmente retórico", ya que EE.UU. "no está preparado para iniciar acciones militares" ante la fuerte oposición de Rusia y de China. Sin embargo, "la atmósfera claramente se está deteriorando".
Más misiles y ensayos

A "falta de intentos de iniciar negociaciones" y ante la creciente tensión, "nuevos lanzamientos de misiles por parte de Corea del Norte son casi inevitables", destacó el experto y agregó que también existe una gran probabilidad de que Pionyang lleve a cabo "uno o dos ensayos nucleares".

Las maniobras militares de EE.UU., más que un indicio de una inminente guerra en la península coreana, son "una fachada" para ocultar "la falta de progreso en numerosos frentes" y están motivadas por la "gran presión" a la que es sometida la administración Trump" para demostrar que está dispuesta a hacer algo".

Cuestión de tiempo
Kim Jong-un sabe cómo acabará la tensión en la península coreana

Desde un punto de vista racional, "EE.UU. probablemente entiende" la falta de perspectiva de "pedir a Corea del Norte que abandone su programa nuclear" en este momento, por lo cual "la única salida es negociar", remarcó Cheng.

Actualmente, las partes involucradas no han perdido el sentido común y "no desean un conflicto militar en la región". Por otra parte, Washington comprende que "se necesita una solución a largo plazo", ya que, de lo contrario, "en cinco o 10 años Corea del Norte probablemente desarrollará una capacidad suficiente "de disuasión nuclear creíble", concluyó el politólogo.

Entradas populares

Imagen

El Cáncer De Estómago