El republicano Lindsey Graham cifra en un 70% las posibilidades de ofensiva militar por parte de Washington si Pionyang realiza una nueva prueba nuclear



U.S. Air Force
Síguenos en Facebook

Nada más y nada menos que un 70% es el porcentaje de probabilidades de que EE.UU. lance un ataque a Corea del Norte si Pionyang realiza una nueva prueba nuclear. Es el vaticinio que ha hecho el senador republicano Lindsey Graham en una entrevista para The Atlantic publicada este jueves.

El golpe militar tendría el objetivo de impedir que el país asiático obtenga la capacidad de alcanzar el territorio estadounidense con un misil de largo alcance con ojiva nuclear, explicó el senador.

En cambio, si no hay nuevo ensayo militar norcoreano, los porcentajes de que se produzca un ataque deliberado de Washington son más modestos: "Diría que hay una probabilidad de un tres sobre diez de que apliquemos la opción militar", estimó Graham.

El senador recordó que la última vez que abordó la cuestión de Corea del Norte con el presidente Donald Trump ocurrió durante un partido de golf que jugaron el domingo pasado. "[Este tema] surge todo el tiempo", aseguró Graham.
La guerra nuclear con Corea del Norte podría comenzar con un tuit de Trump

"Un conflicto con Corea del Norte sería una guerra total contra el régimen", explicó el senador. A su juicio, una operación militar contra Pionyang no puede tener el objetivo "simplemente de neutralizar sus instalaciones nucleares", sino que debería estar orientada a "derrocar el régimen por completo".
No descarta la opción de negociar

Aunque es uno de los principales 'halcones' de EE.UU. y en reiteradas ocasiones ha advertido de la posibilidad de guerra con Corea del Norte, en esta ocasión Graham también se ha referido a otras opciones para resolver el conflicto.

El senador afirmó que no se negaría a negociar directamente con Kim Jong-un. "No retiraré ninguna opción de la mesa para evitar una guerra", aseguró. "Cuando escriban la historia de nuestra época no quiero que digan: 'Oye, Lindsey Graham ni siquiera habló con ese hombre'", aseveró el senador.
Desde que Corea del Norte realizara su sexta prueba nuclear el pasado 3 de septiembre, seguida por el lanzamiento de un misil balístico intercontinental el 28 de noviembre, tanto EE.UU. como Corea del Norte han tenido presente la posibilidad de que se produzca el estallido de un conflicto militar en la península coreana.
Durante los últimos meses Washington ha realizado maniobras conjuntas cerca del territorio norcoreano junto con Japón y Corea del Sur. El jefe del Estado Mayor ruso, el general Valeri Guerásimov, criticó a EE.UU. por sus últimas maniobras, afirmando que "los ejercicios militares cerca de Corea del Norte solo hacen que aumente la histeria".
China y Rusia se han pronunciado en varias ocasiones a favor de una solución pacífica de las controversias con Corea del Norte. Por su parte, el secretario de Estado, Rex Tillerson, afirmó este martes que el Ejecutivo estadounidense está preparado para sentarse a la mesa de negociaciones con sus homólogos norcoreanos.

Entradas populares