La alerta de volcán en la isla indonesia de Bali persiste, una semana después de decretada, ante el peligro inminente de erupción del volcán Agung.





La alerta de volcán en la isla indonesia de Bali persiste, una semana después de decretada, ante el peligro inminente de erupción del volcán Agung.

Aunque la Agencia Nacional de Gestión de Desastres descartó riesgos para el transporte aéreo, las próximas horas mantendrá el máximo nivel de alerta ante constantes temblores sísmicos.

De acuerdo con ese organismo, la columna de ceniza que expulsa el cráter disminuyó, pero en su interior la actividad volcánica es intensa.

Desde principios de la semana pasada, las autoridades ampliaron la zona de seguridad a un radio de hasta 10 kilómetros del cráter y ordenaron la evacuación de unas 100.000 personas.

El número de evacuados en centros de acogida supera los 50.000, según cifras oficiales, en tanto otros lugareños buscan refugio en viviendas de familiares.

No obstante, muchas familias se niegan a abandonar sus hogares por razones económicas y espirituales.

El Agung entró en erupción por última vez de 1963 a 1964, después de 100 años inactivo, y causó la muerte a más de mil personas.

En Indonesia, hay más de 400 volcanes, de los que al menos 129 continúan activos y 65 están calificados de peligrosos.

Entradas populares