Pyongyang dice que Tokio usa la supuesta ‘amenaza’ norcoreana para promover sus acciones bélicas en la región de Asia





Corea del Norte rechazó el martes las acusaciones de que su creciente arsenal de misiles balísticos y armas convencionales representara un peligro para Japón y alegó que Tokio “tiene la mala costumbre de criticar a los demás y buscar sus propios intereses”, reza un comunicado emitido por la agencia local de noticias KCNA.

El Gobierno nipón aprobó recientemente un incremento del 1,3 por ciento en su presupuesto defensivo por sexto año consecutivo, destinando a esta área unos 45,76 mil millones de dólares, con los cuales tiene previsto adquirir entre otros, misiles SM-3 Block IIA de EE.UU., capaces de interceptar cohetes balísticos, y construir cuatro destructores equipados con el avanzado sistema de radares Aegis.

Pyongyang repudió que Japón utilice la supuesta “amenaza” de Corea del Norte para promover sus planes belicistas y consideró que la “retórica repetida a menudo” por las autoridades japonesas suponen un preludio de una nueva invasión contra un país soberano.

“Japón eliminó uno tras otro los obstáculos en su camino de militarización y amplió el alcance de las operaciones militares en el extranjero de las Fuerzas de Autodefensa, después de aumentar el gasto militar. También ha establecido el pretexto y las condiciones militares para intervenir en caso de emergencia en la península de Corea”, criticó KCNA.

El Gobierno japonés ha hecho hincapié en la importancia de “disuadir a Corea del Norte para que no emprenda más provocaciones” y, bajo ese argumento, participa en las maniobras conjuntas con EE.UU. y Corea del Sur.

Pyongyang, a su vez, defiende su derecho a ensayar misiles diciendo que responde al despliegue de armas estadounidenses y los ejercicios militares de EE.UU. en la península de Corea, pues considera que los mismos representan una amenaza para la soberanía e integridad territorial norcoreana.

Entradas populares

Imagen

BelugaXL toma forma