Washington espera en vano desde hace seis décadas que Corea del Norte colapse, sin cambiar su postura. ¿Ha llegado tal vez la hora de resolver el problema cómo lo sugiere China?

La receta China para resolver el problema norcoreano


El líder norcoreano Kim Jong Un visita las tumbas de guerra para rendir homenaje a los muertos por el 64 ° aniversario del armisticio que puso fin a la Guerra de Corea.
KCNA KCNA / Reuters
Síguenos en Facebook



Para China, EE.UU. es el único país responsable por el 'problema' de Corea del Norte, escribe el profesor David Lai, del U.S. Army War College, para la revista The Diplomat.

EE.UU. no reconoce a Corea del Norte como Estado, y su única manera de lidiar con los avances del programa de misiles y de armas nucleares de Pionyang es endureciendo la presión económica y aumentando su precencia militar en la región. Desde hace más de 60 años, Washington espera en vano que el regimen norcoreano colapse. Así que tal vez llegó la hora de atender el problema tal como lo sugiere China, propone el experto.

La receta de China contiene dos claves:
EE.UU. tiene que terminar la guerra con Corea del Norte con un acuerdo de paz, que nunca ha sido firmado tras el armisticio de 1953;
Debe asimismo establecer relaciones normales con Pionyang, y eliminar con eso la amenaza que siente Corea del Norte por parte de Washington.

Si EE.UU. normaliza las relaciones con Corea del Norte, Piongyang ya no podrá usar el conflicto entre ambos como pretexto para llevar a cabo su programa nuclear. Además, en este caso EE.UU. dejaría de ser el único 'encargado' de responder a los avances armamentistas norcoreanos, reza la publicación.

China ha reiterado en numerosas ocasiones que oprimir a Pionyang es inútil, pero "presionar a otros países es la herramienta favorita de la política exterior de EE.UU.", así que será dificil "vender a los estadounidenses la necesidad de rechazarla", cree el experto.
La actuación de Washington es "definición de insanidad"

Plenipotenciarios firman el armisticio de la Guerra de Corea. / wikipedia.org / U.S. Department of Defense (F. Kazukaitis. U.S. Navy) / Dominio público

Hasta ahora, las dos maneras estadounidenses de responder a Corea del Norte y pretender obligarla a sentarse a la mesa de negociaciones han sido "medidas económicas y militares", que nunca han funcionado. El hecho de que Washington siga "aplicando estas presiones una y otra vez durante décadas, esperando resultados diferentes" es una "definición de insanidad", afirma el experto.
En cambio, la Casa Blanca debería comenzar negociaciones con Pionyang sin exigir la condición previa de su desnuclearización, que es en realidad la meta de largo plazo, por lo que no puede ser una "precondición".
EE.UU. debe hablar directamente con Corea del Norte, eliminando mediadores que tienen intereses distintos, por lo que "solo complicarán las negociaciones". Por otro lado, no hay que esperar que los mediadores compartan con EE.UU. la responsabilidad por el cumplimiento de los acuerdos alcanzados.
Además, es imprescindible comenzar negocios entre ambos países para normalizar las relaciones, cree el experto.
EE.UU. no puede esperar que China le resuelva el problema coreano

Según David Lai, EE.UU. no puede esperar que China haga por este país su tarea de resolver el problema coreano. EE.UU. "llega y se va", mientras que China y Corea del Norte son "vecinos para siempre", que no tienen por qué "poner en peligro sus relaciones por un intruso llegado desde lejos".

Banderas de Corea del Norte en la calle de Ryomyong en Pyongyang, el 13 de abril de 2017. / Damir Sagolj / Reuters

Por otro lado, Pekín tiene todas las razones para esperar que Washington "no siga" insistiendo en su receta por simple causa de la "oposición doméstica casi insuperable" a cualquier alivio de esa postura y al disgusto general que tienen los estadounidenses contra Pionyang, así como contra China. "China desarrolló sus armas nucleares hace más de 50 años, por la misma razón que afronta ahora Corea del Norte", escribe el experto.

Lo que puede hacer China es ayudar a EE.UU. a "establecer un escenario para que lleve a cabo su diplomacia". Y ya lo hace: su enviado especial se encuentra en Pionyang y Pekín ya ha "consolidado su posición con Rusia y Corea del Sur", algo que también debería hacer Washington, reza la publicación.

Entradas populares

Imagen

BelugaXL toma forma