El tipo de paridad central de la moneda china, el renminbi o yuan, se debilitó 239 puntos básicos y se situó en 6,5207 con respecto al dólar estadounidense


La moneda china se debilita a 6,5207 con respecto al dólar




El tipo de paridad central de la moneda china, el renminbi o yuan, se debilitó 239 puntos básicos y se situó en 6,5207 con respecto al dólar estadounidense este miércoles, el punto más bajo en alrededor de dos semanas.

Esta caída del tipo se produce después de bajadas de la moneda china con respecto a la estadounidense el martes, tras los rumores de que el banco central había notificado a los prestamistas que suspendieran el "factor contracíclico" en el mecanismo de fijación de precios de la paridad central del yuan.

El Banco Popular de China respondió que los parámetros del "factor contracíclico" están determinados por los bancos creadores de mercado en función de su propio juicio sobre la macroeconomía y el mercado de divisas.

En mayo de 2017 las autoridades introdujeron el "factor contracíclico" en el modelo de fijación de precios existente de la paridad central del yuan frente al dólar, con el objetivo de moderar las fluctuaciones procíclicas impulsadas por percepciones irracionales en el mercado de divisas.

En el mercado al contado de China, el yuan puede subir o bajar un 2 por ciento con respecto a la tasa de paridad central cada día de negociación.

La tasa de paridad central del yuan con respecto al dólar estadounidense se basa en una media ponderada de los precios ofrecidos por los creadores de mercado antes de la apertura del mercado interbancario cada día hábil.

El sistema de comercio de divisas de China indicó que el mercado cambiario de China es propenso a expectativas irracionales debido a un cierto nivel de comportamientos procíclicos que distorsionan la demanda y la oferta del mercado y aumentan el riesgo de que la tasa de cambio del mercado se exceda.

Agregar el "factor contracíclico" al modelo existente ayudará a corregir la tendencia y dirigir la atención del mercado hacia la macroeconomía, dijo.

China ha impulsado la reforma del sistema de formación de la tasa de cambio del yuan para que la moneda esté más orientada por el mercado y ayude a estabilizar las expectativas.

Con las reformas, la tasa de cambio del yuan ha aumentado la volatilidad bidireccional desde 2017, según Zhou Hao, economista de Commerzbank Asia.

La tasa de cambio interna del yuan se fortaleció un 6,72 por ciento frente al dólar estadounidense en 2017, la mayor apreciación anual en nueve años, según los cálculos del proveedor de información financiera Eastmoney.com.

La moneda ha tenido una fortaleza continuada este año y su tasa de paridad central se fortaleció hasta un máximo en 20 meses con respecto al dólar el lunes.

En 2018, Zhou señaló que espera que el yuan suba ligeramente en relación a una cesta de monedas

Entradas populares