La embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, anticipó este martes la posibilidad de impulsar nuevas sanciones a Corea del Norte

U.S. Ambassador to the United Nations Nikki Haley attends a side-event of the Human Rights Council on the situation in Venezuela at the United Nations, in Geneva, Switzerland June 6, 2017. REUTERS/Denis Balibouse

La embajadora de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, anticipó este martes la posibilidad de impulsar nuevas sanciones a Corea del Norte si prosigue con sus pruebas balísticas e insistió en la necesidad de que cese en su programa nuclear.

En declaraciones a los periodistas en la sede de la ONU, Haley se hizo eco de informes que dan cuenta de la posibilidad de que el régimen de Pyongyang tenga intención en los próximos días de realizar otra prueba con misiles.

“Espero que no ocurra, pero si sucede, tendremos que aplicar nuevas medidas contra el régimen de Corea del Norte”, agregó Haley, quien recordó que el año pasado el Consejo de Seguridad impuso distintos paquetes de sanciones económicas contra Corea del Norte.

La embajadora también se refirió a los primeros tanteos que están surgiendo entre las dos Coreas para reanudar el diálogo que está interrumpido desde hace más de dos años.

Haley calificó al régimen de Pyongyang como “temerario” y dijo que no se puede tomar ninguna negociación “en serio si no se hace algo para prohibir sus armas nucleares”.

El Gobierno de Seúl ha propuesto a Pyongyang la celebración de una reunión de alto nivel el próximo 9 de enero, para facilitar la participación de Corea del Norte en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang 2018, que se disputarán entre el 9 y 25 de febrero.

El régimen de Kim Jong-un todavía tiene que aceptar la propuesta, aunque se conoce después de que en su discurso de Año Nuevo el líder norcoreano se mostrara abierto al dialogo con el Sur, para que su país envíe una delegación a la cita olímpica.

Entradas populares