Las autoridades de Arabia Saudita han detenido a once príncipes que organizaron una acción de protesta en el mismísimo palacio real de Riad..


Según informa el periódico Sabaq, la Guardia Real de Arabia Saudita ha tomado en custodia a un grupo de príncipes que exigían abolir el decreto del rey Salmán ben Abdelaziz al Saúd que cancela la práctica de abonar desde las arcas del Estado las cuentas del agua y la electricidad consumidas por los miembros de la familia real.

Los príncipes se negaron a abandonar el palacio cuando se lo exigió un alto funcionario y acto seguido un batallón de élite fue "enviado para intervenir", detalla la fuente. Los efectivos llevaron a los implicados hasta la prisión de máxima seguridad de Al Ha'ir, administrada por los servicios especiales, la misma donde son recluidos los militantes de Al Qaeda.

En ese lugar, situado a unos 25 kilómetros al sur de la capital, los príncipes serán interrogados.
Arabia Saudita vive una época de austeridad debido a la reducción de sus ingresos públicos desde el 2014, cuando se desplomaron los precios del petróleo, la principal fuente de la riqueza de los países del golfo Pérsico.
Según cálculos del analista internacional Basem Tajeldine, más de 8.000 príncipes se disputan distintos cargos de relevancia en la mayor monarquía del mundo árabe, algunos de ellos sin mucho éxito.
A finales del 2017, el príncipe heredero, Mohammed ben Salmán, inició una purga anticorrupción en este sector de la población. Más de 200 personas fueron arrestadas y encarceladas, aunque algunos de ellos fueron puestos en libertad al poco tiempo.

Entradas populares