Los mercados muestran el mejor comienzo de año en más de una década

Cada país tiene sus propias razones para experimentar este crecimiento, pero diversos analistas avisan sobre el hecho de que se trate de una burbuja.

Bolsa de Nueva York, EE.UU., 8 de enero de 2018.
Brendan McDermid / Reuters
Síguenos en Facebook



En estos días de 2018, las bolsas mundiales han batido récords hasta marcar la mejor primera semana del año desde 2006 y, aunque diversos analistas advierten sobre la posibilidad de que se trate de una burbuja, nadie parece creerles, informa el portal Meduza.

Por ejemplo, el índice RTS de Rusia ha batido un récord de hace tres años y medio, los índices bursátiles en Japón han llegado a su máximo desde 1991, el británico FTSE 100 ha renovado un máximo histórico el pasado 9 de enero y el MSCI world —que refleja la dinámica de los títulos en todo el mundo— creció un 20 % en 2017 y otro 2,6% en lo que va de año.

En Estados Unidos, el índice Dow Jones ha superado los 25.000 puntos —el doble de su valor en 2012—, el S&P 500 ha vivido su mejor comienzo de año desde 1987 y algunas encuestas indican que sus inversores minoristas están particularmente activos y se muestran dispuestos a comprar más: desde hace meses, diferentes portales financieros indican que existe una "euforia" en los mercados.

Peligro de sobrecalentamiento

Lo curioso es que cada país posee sus propias razones para el crecimiento. Por ejemplo, Rusia ha registrado bajos niveles de inflación y una tasa estable de intercambio del rublo con el dólar tras el crecimiento de los precios del crudo y el Banco Central de Japón ha anunciado signos de recuperación económica. Por su parte, el presidente de EE.UU., Donald Trump, busca recortar impuestos sobre los negocios, incluidos los de gran tamaño.

Además de las acciones bursátiles, las obras de arte o las criptomonedas también han aumentado su valor, indica The Wal Street Journal.


Mientras tanto, varios analistas alertan sobre el hecho de que los mercados podrían estar sobrecalentados y citan precursores de una corrección o factores desestabilizadores globales, como la desaceleración económica en China o el estancamiento de la eurozona. Sin embargo, sus advertencias no tienen efecto.

Entradas populares

Imagen

BelugaXL toma forma