Pekín se lanza a la conquista comercial de las frías aguas del norte del planeta.


China quiere ahora crear la "Ruta de la Seda Polar"

Imagen ilustrativa.
pxhere.com
Síguenos en Facebook



China ha anunciado sus planes para ampliar su ambicioso proyecto Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda al océano Ártico mediante el desarrollo de rutas marítimas. Ya se ha bautizado como la "Ruta de la Seda Polar".

En un documento oficial hecho público este viernes por el viceministro chino de Asuntos Exteriores, Kong Xuanyou, Pekín ha anunciado que espera jugar un "papel más importante en la expansión de la red de las rutas marítimas" y ha señalado que "como consecuencia del calentamiento global, las rutas marítimas del Ártico probablemente se conviertan en importantes vías de transporte para el comercio internacional".

En el texto se explica también que las autoridades chinas alentarán a las empresas a construir infraestructuras y llevar a cabo viajes comerciales de prueba, con objeto de allanar el camino a las rutas de navegación árticas que formarían esta Ruta de la Seda septentrional.

El buque de investigación y rompehielos chino Xuelong, que partirá hacia el Ártico, llegando a Xiamen, China, el 27 de junio de 2010. / STR

Los territorios terrestres en el Ártico cubren un área de alrededor de 8 millones de kilómetros cuadrados, cuya soberanía pertenece a Rusia, Dinamarca, Finlandia, Islandia, Noruega, Suecia, Canadá y EE.UU. El océano Ártico tiene más de 12 millones de kilómetros cuadrados, donde los países costeros y otros comparten derechos e intereses marítimos de acuerdo con el derecho internacional.

A pesar de no ser un Estado ártico, China es cada vez más activa en la región polar. Pekín se convirtió en miembro observador del Consejo Ártico en 2013. El país asiático posee una importante participación en el Yamal, un proyecto ruso de gas natural licuado (GNL), que se espera que suministre 4 millones de toneladas de este producto a China al año.

Según el documento oficial hecho público este viernes, China también está considerando el desarrollo del petróleo, el gas, los recursos minerales y las energías no fósiles, así como la pesca y el turismo en la región.

El gigante asiático se comprometió a trabajar "en conjunto con los Estados árticos, respetando las tradiciones y culturas de los residentes, incluidos los indígenas y la conservación del entorno natural [...] China, como país responsable e importante, está listo para cooperar con todas las partes pertinentes para aprovechar una oportunidad histórica en el desarrollo del Ártico, abordar los desafíos originados por los cambios en la región", argumenta el documento.

Con el objetivo de impulsar el comercio a lo largo del itinerario de la antigua Ruta de la Seda, la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda tiene como objetivo conectar China con Europa y Oriente Medio entre otras zonas.

Entradas populares