Visión de Xi Jinping de futuro compartido recibe amplio apoyo


Un año después de que el presidente chino, Xi Jinping, explicara con mayor detalle su visión sobre la construcción de una comunidad de futuro compartido para la humanidad durante su visita a Suiza, el concepto ha recibido un apoyo internacional más amplio debido a las acciones sustanciales de China para lograr ese objetivo.

En enero de 2017, Xi dio a conocer su visión en el Foro Económico Mundial (FEM) de Davos sobre cómo sacar a la economía mundial de las dificultades a través de esfuerzos concertados, y pidió a los miembros de la comunidad internacional trabajar en conjunto para construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad.

En declaraciones hechas posteriormente en la Oficina de Naciones Unidas en Ginebra, Xi exhortó a todos los países a trabajar juntos por un mundo abierto, inclusivo, limpio y hermoso que disfrute de paz duradera, seguridad universal y prosperidad común.

El presidente presentó por primera vez el concepto de una comunidad de futuro compartido para la humanidad cuando habló ante la sesión número 70 de la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2015.

El concepto surgió como una luz en un mundo agobiado por desafíos comunes como incertidumbres y factores desestabilizadores crecientes.

Actualmente, el crecimiento económico global carece de energía; la disparidad entre ricos y pobres sigue ampliándose; con frecuencia surgen asuntos conflictivos en algunas regiones; amenazas no convencionales a la seguridad como terrorismo, ciberseguridad, importantes enfermedades infecciosas y cambio climático, siguen propagándose.

El discurso del presidente Xi tuvo un significado histórico, dijo Klaus Schwab, fundador y presidente ejecutivo del FEM, quien agregó que Xi destacó el espíritu de inclusión y coordinación que impresionó a los participantes.

"El liderazgo chino se ha notado en áreas como cambio climático, el futuro de internet, así como en el desarrollo de las finanzas a través de la Franja y la Ruta. Al mismo tiempo, vemos cada vez más que las empresas de China que se globalizan desempeñan un papel responsable en la esfera internacional, por ejemplo, en el área de comercio y de economía circular", dijo Schwab a Xinhua en una entrevista reciente.

China comprende que los hechos destacan más que las palabras. Desde proporcionar ayuda humanitaria a Siria y África y desde participar en misiones de mantenimiento de la paz de la ONU hasta la implementación activa del Acuerdo de París y de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, China ha asumido una postura más activa en la gobernanza global.

Como China ha sufrido largos periodos de guerra y sufrimiento, comprende a profundidad el valor de la paz y posee la firme determinación de mantener la paz. China ha enviado a más de 36.000 pacificadores y es un importante contribuyente de fondos para las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU.

Tal como dijo Xi en su discurso en la inauguración de la Reunión de Alto Nivel del Partido Comunista de China (PCCh) en Diálogo con Partidos Políticos del Mundo, realizado en diciembre, "no importa la etapa de desarrollo que alcance, China nunca buscará la hegemonía ni perseguirá la expansión".

China básicamente busca lograr la modernización socialista para el año 2035, y convertir al país en una moderna nación socialista para mediados del siglo XXI, lo cual creará más oportunidades de desarrollo para otros países.

Un ejemplo claro es la Iniciativa de la Franja y la Ruta, que pretende construir redes de comercio e infraestructura que conecten a Asia con Europa y África por rutas terrestres y marítimas. En ese marco, China ha invertido más de 50.000 millones de dólares en los respectivos países y generado cerca de 200.000 empleos.

Mientras que en algunos países el proteccionismo y el aislacionismo han ganado impulso desde la crisis financiera global de 2008, China reiteró su compromiso a la apertura y cooperación con otros países.

En noviembre de este año, China llevará a cabo la primera Expo Internacional de Importación de China en Shanghai.

La visión de China de construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad se basa en el principio de beneficio mutuo y de una cooperación de ganar-ganar, lo cual es diferente al juego de suma cero que solía dominar las relaciones internacionales.

"El papel de China en la gobernación global ha aumentado dramáticamente y es muy positivo, y es uno de los aspectos más destacable de la política exterior de Xi Jinping", declaró David Shambaugh, miembro de la Institución Brookings.

Apenas un mes después del discurso de Xi en Davos, el concepto de una comunidad de futuro compartido para la humanidad fue incorporado en una resolución de la Organización de las Naciones Unidas.

"Creando un Futuro Compartido en un Mundo Fracturado", el tema de la reunión anual de este año del FEM que se lleva a cabo en Davos, subraya la visión de Xi de construir una comunidad de futuro compartido para la humanidad.

Entradas populares