8 de junio de 1901. Una mujer se disfraza de hombre, se bautiza bajo la identidad de Mario Sánchez y engaña a Víctor Cortiella, el párroco de la localidad coruñesa de Dumbría.

El primer matrimonio de lesbianas en España que engañó a la Iglesia

Una de las mujeres tuvo que adoptar una identidad masculina para pasar por el altar en Galicia
Elisa y Marcela en la portada del libro de Narciso de Gabriel sobre su historia


8 de junio de 1901. Una mujer se disfraza de hombre, se bautiza bajo la identidad de Mario Sánchez y engaña a Víctor Cortiella, el párroco de la localidad coruñesa de Dumbría. Este, sin percatarse de la treta, oficia el primer matrimonio de dos lesbianas en España. A principios del siglo XX, en la iglesia de San Jorge.

«Se conocieron en 1885, en la Escuela Normal de Maestras, y las relaciones entre Marcela y Elisa fueron haciéndose «cada vez más íntimas. Los padres de Marcela llegaron a verlas con desagrado primero y luego con disgusto muy vivo», añadía una crónica de la época publicada en La Voz de Galicia sobre esta historia que conmocionó a la sociedad de la época. «Blanco y negro» también se hacía eco de la noticia el 7 de julio de 1901, describiéndolo como un «asunto verdaderamente folletinesco del cual se ocupan los periódicos diarios bajo el epígrafe de "Dos mujeres que se casan"», asegurando que «ha producido extraordinaria expectación por lo extraño y anormal de su desarrollo»

.
Crónica sobre el matrimonio publicada en «Blanco y negro» en 1901

Pero lejos de celebrar el hito, las protagonistas de esta historial real, las gallegas Elisa Sánchez Loriga y Marcela Gracias Ibeas, vivieron una odisea. Repudiadas por su familia, que no veía con buenos ojos la relación entre ambas, después del oficio religioso, la pareja de maestras tuvo que huir a Oporto al ser descubierta su engañifa por los vecinos, que hablaban de «un matrimonio sin hombre». Las detuvieron en la capital portuguesa, pero la presión del pueblo consiguió su libertad.

Al año siguiente, Marcela tuvo una hija, cuyo progenitor se desconoce. El último rastro que se tiene del matrimonio gallego las sitúa tres años después de la boda en Buenos Aires, donde Elisa se casó con un anciano danés que terminó descubriendo que lo habían utilizado.

Después de ganar tres premios Goya con una película rodada en inglés, Isabel Coixet cambia de registro para su nueva película: española, sin protagonistas internacionales y sobre un hito histórico, el primer matrimonio de dos mujeres en España.

La directora catalana comenzará el próximo mes de mayo el rodaje de «Elisa y Marcela», en la que narrará esta historia real de dos mujeres gallegas que contrajeron matrimonio a principios del siglo XX. María Valverde y Natalia de Molina protagonizarán la historia de amor entre estas dos mujeres.

Netflix ha adquirido los derechos para distribuir esta película en su plataforma unos cuatro meses después del estreno en salas de cine.

Entradas populares