Los insectos comestibles

Unos emprendedores alicantinos ultiman el lanzamiento de barritas energéticas de harina de grillo con el respaldo de Juan Roig.

Gabriel Vicedo, Alberto Mas y Francisco Rodríguez son tres jóvenes alicantinos que percibieron una oportunidad de negocio en la entomofagia y decidieron crear Inscectfit, una empresa que tiene como objetivo «introducir en España la cultura de insectos comestibles». «Son la vitamina del futuro», dicen. «En menos de un mes esperamos poder vender barritas energéticas elaboradas con harina de grillo», explica Vicedo, CEO de la compañía que forma parte de la aceleradora de firmas emegentes que, a través del Programa Lanzadera, patrocina el empresario Juan Roig en la Marina de Empresas de Valencia.

Con todo, los dueños de Insectfit no piensan en llevar su producción a los lineales de Mercadona: «Ni tan siquiera nos lo hemos planteado, porque se trata de un producto muy nuevo en España. Es demasiado pronto».

Su planteamiento pasa por ir introduciendo su fabricación por fases. Desde que el pasado 1 de enero entró en vigor la actualización del Reglamento de la Unión Europea sobre alimentos comenzaron los trámites para obtener el visto bueno del Ministerio de Sanidad al primero de sus lanzamientos: las barritas energéticas de harina de grillo.

«Inicialmente hemos previsto una remesa de entre 6.000 y 10.000 barritas con tres sabores distintos (chocolate, chocolate con naranja y caramelo) a la espera de ver cómo responden los consumidores», según explica Vicedo.

Insectfit, que ya ha realizado pruebas del producto en la Marina de Empresas, confía en que el consumo de alimentos elaborados con insectos vaya al alza. Un mercado en el que Estados Unidos fue pionero a nivel mundial, que ha gozado de éxito en países europeos como Bélgica y que en China, Tailandia o India forma parte de la alimentación habitual.

«En muchos países este tipo de productos están catalogados como superalimentos porque contienen muchas proteínas, vitaminas y magnesio», dice el CEO de esta empresa, quien sitúa su potencial mercado en el segmento de los «deportistas y de la gente innovadora dispuesta a probar cosas nuevas». En el caso de los grillos,resalta, son «ricos en una proteína muy completa compuesta de nueve aminoácidos esenciales necesarios para el funcionamiento y la reparación de los músculos».
Alberto Mas y Gabriel Vicedo, creadores de Insectfit

En cuanto las barritas energéticas estén registradas como alimento permitido en España comenzarán su venta a través de internet y con algún distrubuidor. Aunque reconocen que, a día de hoy, no tienen una previsión exacta sobre la facturación que podrán alcanzar, los creadores de Insectfit pretenden ampliar su cartera de productos.

Los siguientes tendrán como base el tenebrio, conocida como la «harina del gusano», y las cucarachas. La idea, indica Vicedo, es «comenzar con los usuarios de los gimnasios e ir abriendo el campo hasta llegar al consumidor final para que los insectos se conviertan en el nuevo sushi, que hace quince años nadie habría probado».

Entradas populares