El Ramadán, el mes de ayuno de los musulmanes que comienza este jueves

No pueden ingerir alimentos ni bebida, ni fumar, ni mantener relaciones desde el alba hasta la puesta del solFrancisco de Andrés

Los más de 1,9 millones de musulmanes que residen en España comenzarán este jueves 17 de mayo el ayuno del Ramadán, un mes en el que no podrán ingerir alimentos ni bebida, ni fumar, ni mantener relaciones desde el alba hasta la puesta del sol, dedicando un mayor espacio a la oración y a la ayuda a las personas necesitadas.

El Ramadán es uno de los cinco pilares del culto en el Islam, que se practica durante este mes lunar (29/30 días) y tiene un importante significado religioso para los seguidores del Islam ya que fue en este mes en el que comenzó la revelación divina del Corán, a través del ángel Gabriel al profeta Mahoma, quien lo transmitió al resto de la humanidad.

Estas son algunas de las claves de este periodo:

-¿Qué significa y qué sentido tiene el mes sagrado de ayuno?

-El Ramadán es el noveno mes del calendario lunar árabe, y marca el momento más sagrado del islam. Los musulmanes celebran durante este mes la llegada de la palabra de Dios a la Tierra, contenida en el libro santo del Corán. Tiene un significado, pues, espiritual-personal; y también comunitario, de celebración familiar, similar al de las Navidades cristianas.

-¿Por qué si es un tiempo festivo se celebra con el ayuno?

-Como otras religiones, el islam considera que la mortificación del cuerpo facilita que el espíritu se comunique con más facilidad con Dios.

-¿De qué se abstienen los musulmanes?

-Los fieles, desde que llegan a la edad en que obligan las observancias religiosas, deben abstenerse de comer, beber, fumar y mantener relaciones sexuales en las horas comprendidas entre el alba y el ocaso del sol. La ruptura del ayuno con el crepúsculo se celebra con una cena fuerte, acompañada de dulces típicos del Ramadán, que permita recuperar energías y acumularlas para el día siguiente.

-¿Obliga a todos los musulmanes?

-Sí, a todos salvo que haya razones de edad -no obliga en la niñez y en la vejez-, falta de salud, y otras excepciones previstas por los juristas. Obliga por tanto a más de 1.600 millones de personas en el mundo; en España se calcula que hay unos dos millones de musulmanes, unos 280.000 en Madrid.

-¿Qué consecuencias sociales tiene el mes de Ramadán?

-En los países de mayoría musulmana, durante este mes se ralentiza mucho la vida económica debido a la debilidad física que provoca un ayuno tan severo. Además muchos gobiernos musulmanes reducen horarios y facilitan la práctica del Ramadán. Donde son minoría, los fieles musulmanes encuentran más dificultades laborales y ambientales para vivir el ayuno.

-¿Tiene algún sentido oculto de salud la práctica del Ramadán?

-Aunque algunos musulmanes opinen lo contrario, por lo general las consecuencias del ayuno riguroso están desaconsejadas por la medicina. Además, las cenas fuertes y pesadas del Ramadán suelen tener consecuencias negativas para la dieta de quienes sufren de sobrepeso. Las túnicas árabes ocultan a la mirada el complot calórico que desvela la pesa de baño.

-Además de ayunar, ¿tienen otras obligaciones los musulmanes por el Ramadán?

-Sí. Además del ayuno se pide a los musulmanes que dediquen tiempo y esfuerzo a la práctica de la contemplación y de las devociones, en particular la lectura y la recitación del Corán. Igual que en el cristianismo, la mortificación debe verse complementada con la oración.

-¿Practican igual el Ramadán todas los grupos del islam?

-En términos generales sí. La corriente mayoritaria es la suní (más del 80 por ciento de los musulmanes en el mundo). La segunda importante -la chií- solo se distingue en algunos matices sobre el momento del día en que puede romperse el ayuno.

Entradas populares