Altos mandos de la OTAN aseguran que Moscú está "interesado" en alterar las redes de comunicación submarinas que conectan Europa y EE.UU.

La OTAN está "preocupada" por la actividad de los sumergibles de Rusia



Submarinos de la Flota del Pacífico de la Armada de Rusia.
Vitaliy Ankov / Sputnik
Síguenos en Facebook

La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) está preocupada por la supuesta amenaza que Rusia representa para las redes submarinas de comunicación de los países que forman parte de esa alianza, informa el diario británico Financial Times.

El comandante de las fuerzas submarinas de la OTAN, Andrew Lennon, ha denunciado que la actividad de los sumergibles rusos cerca de la red de cables interoceánicos de telecomunicaciones se ha incrementado de manera considerable en los últimos años, hasta alcanzar el punto más alto desde la Guerra Fría.

"Creemos que [los submarinos rusos] pueden estar equipados con sistemas capaces de manipular objetos en el fondo del océano. Esto es preocupante, porque nuestras naciones dependen mucho de Internet y las comunicaciones", ha asegurado Lennon.

A pesar de que considera que Rusia está "claramente interesado en la infraestructura submarina de las naciones de la OTAN" y, en particular, en los canales de comunicación entre EE.UU. y Europa, este contralmirante estadounidense no afirmó que Moscú haya realizado interferencias de ningún tipo en esas redes.
"Campaña de desinformación"

Sin embargo, esa publicación destaca que esta retórica sobre la supuesta amenaza rusa forma parte de la "campaña de desinformación" de la OTAN con el fin de obtener apoyo popular para aumentar el gasto militar.

La semana pasada, el jefe de las Fuerzas Armadas del Reino Unido, Stuart Peach, declaró que las naciones de la Alianza podrían sufrir daños "catastróficos" si Rusia atacara la infraestructura submarina de telecomunicaciones.

"Estas declaraciones siguen el hilo de las macabras historias antirrusas, creadas para justificar la política agresiva de la OTAN y el aumento del presupuesto militar de la Alianza", ya que "Peach debe saber perfectamente que las comunicaciones entre EE.UU. y los países europeos" de esa organización "se efectúan mediante canales satelitalescerrados", mientras que las que se producen por vías submarinas "son secundarias", ha asegurado Ígor Korotchenko, especialista en materia militar.

El verdadero peligro no proviene de Rusia

Por su parte, el embajador de Rusia ante la OTAN, Alexánder Grushkó, acusó al bloque transatlántico de forzar una carrera armamentística: "Esta no es nuestra elección [de Moscú]. Estamos convencidos de que la verdadera seguridad de Europasolo se puede conseguir mediante la cooperación" entre todas las partes.

No obstante, las redes de comunicaciones submarinas si fueron blanco de las agencias de Inteligencia británicas. El diario The Guardian destapó un escándalo de espionaje, que desveló que el Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno de Reino Unido (GCHQ, por sus siglas en inglés) pinchó durante años la red de cables de fibra óptica que une los cinco continentes para extraer todo tipo de comunicaciones.

Entradas populares

Kambó