El presidente electo de Chile subraya su compromiso con el consenso y la unidad


Piñera acepta negociar una nueva Constitución
Sebastián Piñera, poco antes de comenzar la rueda de prensa este lunes en Santiago de Chile


Como presidente «de la unidad de Chile» se presentó el empresario y líder de la derecha Sebastián Piñera tras su contundente victoria en las urnas el pasado de domingo, en las que obtuvo el 54,5% de los votos, casi diez puntos por encima del oficialista socialdemócrata Alejandro Guillier.

El trato entre ganadores y perdedores, entre los presidentes entrantes y salientes, está siendo ejemplar. En su primera actividad pública, este lunes, el presidente electo se reunió con la presidenta saliente, Michelle Bachelet, quien valoró positivamente que Piñera abrazara parte de las reformas que ha impulsado su gobierno, cuyo mandato termina en marzo. «Me parece muy bueno que muchos de los contenidos, los programas, las temáticas que hemos planteado y que hemos llevado adelante han sido tomados por la oposición», dijo la mandataria.

Si bien el encuentro entre Piñera y Bachelet fue de carácter «protocolario», aprovecharon el momento para adelantar las primeras medidas para hacer efectivo el traspaso de poderes. Bachelet adelantó al presidente electo que antes de marzo enviará al Congreso un proyecto para comenzar a negociar una nueva Constitución, que termine con la vigente heredada de la dictadura militar de Pinochet. Una iniciativa ante la que Piñera dijo estar de acuerdo, porque siempre «se puede mejorar y perfeccionar» la Constitución «en un clima de unidad y colaboración».

«Nunca debemos olvidar que la Constitución de un país democrático debe ser un marco de unidad y no de división, un marco de estabilidad y no de incertidumbre, y que tiene que consignar no solo los derechos, sino que también los deberes del Estado, de la sociedad civil y los ciudadanos y, sobre todo, la Carta Magna debe ser un aporte a la unidad, al progreso, a la paz y a la justicia en el país», recalcó el presidente electo.
Futuro gobierno

Piñera asimismo ya ha dado varias pistas sobre quienes formarán el futuro Gobierno. Así, señaló que su ex ministro de Interior, Andrés Chadwick, y una de sus más cercanas colaboradoras en la campaña, Magdalena Díaz, dirigirán las tareas del traspaso de poderes. Lo que fue interpretado como señal indicativa de que ambos estarán en su equipo más. Otro hombre próximo al presidente electo es su ex ministro de Finanzas, Felipe Larraín, quien estimó «lamentable» que el crecimiento económico de Chile en los cuatro años de Bachelet fuese de sólo un 1,8%. Al tiempo que aseguró que el nuevo Gobierno deberá dar seguridad y reducir la incertidumbre para conseguir nuevas inversiones.
LIBIO PÉREZ

Entradas populares

Kambó