Elon Musk mostró las primeras fotografías del Falcon Heavy, un cohete pesado reutilizable que será el más potente del mundo, y que se lanzará en enero

Imagen de los 27 motores del Falcon Heavy - SPACE X

Space X desvela el enorme cohete con el que quiere llegar a la Luna

Los próximos años de la carrera espacial estarán marcados por empresas privadas que cada vez harán más baratos los viajes. Con este fin, las compañías Blue Origin y Space X han demostrado que es posible usar cohetes reutilizables para lanzar satélites, mandar cargas a la Estación Espacial Internacional o lanzar turistas al espacio, pero las operaciones más allá, como los futuros viajes a la Luna o a Marte, requieren de cohetes más potentes, que dejarán a los actuales (como el Delta IV) en la sombra. A la vez que la NASA desarrolla el enorme SLS y Roscosmos pone su propia versión de cohete súper pesado, Blue Origin y Space X trabajan en los reutilizables New Glenn y Falcon Heavy.

Este miércoles, Elon Musk, director general de Space X, ha mostrado en Twitter las primeras imágenes del cohete Falcon Heavy, el prototipo de vehículo pesado reutilizable con el que pretende enviar cargas y astronautas a la Luna y a Marte. La compañía tiene previsto realizar un primer lanzamiento en enero de 2018 y ya a finales de ese año lanzar a dos astronautas a orbitar la Luna a bordo de una cápsula Dragon, también diseñada por la compañía.

Las imágenes compartidas por Musk muestran un cohete ya ensamblado, en el que solo falta el módulo superior destinado a portar la carga útil. El aparato, que llega a los 70 metros de altura, descansa en el interior de un hangar del Centro Espacial Kennedy, en Cabo Cañaveral, Florida.

En las imágenes es posible ver los 27 motores Merlin de la primera etapa, cuya finalidad es iniciar el vuelo desde la lanzadera, repartidos en tres módulos, que son básicamente cohetes Falcon 9 modificados. Está previsto que en el futuro estos motores sean sustituidos por propulsores más potentes que ocupan el mismo espacio: los Raptor.

Tal como informa la compañía en su web, el Falcon Heavy será el cohete más potente del mundo y solo será superado por el Saturn V, que llevó al hombre a la Luna en los sesenta. El Falcon es capaz de enviar a la órbita baja terrestre (LEO) cargas de 54 toneladas métricas, el doble que el cohete más potente en la actualidad. Además, su gran ventaja es que cada uno de los módulos es capaz, en teoría, de volver a posarse en tierra después de lanzar la carga al espacio.

Según ha informado Space.com, Musk ha reconocido que no tiene muchas esperanzas en el primer despegue del Falcon Heavy, y que solo espera que no destruya demasiadas cosas. Está previsto que este mismo mes los ingenieros pongan a prueba los motores.

A pesar de su potencia, el Falcon Heavy quedará eclipsado por el nuevo cohete SLS de la NASA, que será lanzado en 2019. Desarrollado por Boeing, será capaz de enviar 130 toneladas métricas a la órbita próxima a la Tierra, superando, según la NASA, las capacidades del Saturno V. Eso sí, esta nave no es reutilizable. Estos nuevos monstruos serán claves en los futuros planes de construir una estación espacial en la órbita o en la superficie de la Luna durante la próxima década.
G.L.S.

Entradas populares

Kambó