Japón planea adherirse al proyecto chino de las Nuevas Rutas de la Seda para reavivar el antiguo corredor comercial entre Asia y Europa,

Japón planea adherirse al proyecto chino de las Nuevas Rutas de la Seda para reavivar el antiguo corredor comercial entre Asia y Europa, que incorpora también a países de Latinoamérica, según han revelado fuentes del Gobierno nipón.



"Nuestra estrategia es lograr la estabilidad y la prosperidad de la sociedad internacional mediante la coordinación con los países de los océanos Índico y Pacífico", dijo una de las fuentes en declaraciones recogidas hoy por la agencia japonesa de noticias Kyodo.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, planea promover la cooperación en el desarrollo de la iniciativa de infraestructura transfronteriza "One Belt, One Road" ("un cinturón, un camino") del Gobierno chino, lo que supone un cambio en la política diplomática que había mantenido hasta ahora.

El pasado mayo, Japón expresó su intención de ayudar a otros países asiáticos a impulsar su desarrollo, sin concretar si sería en el marco de las Nuevas Rutas de la Seda.

El Gobierno japonés planea ahora, a través de la actividad de compañías de ambos países, apoyar el desarrollo de infraestructuras y de la actividad comercial en la región, señalaron las mismas fuentes.

Las Nuevas Rutas de la Seda es un gran proyecto liderado por China desde 2013 para mejorar la conectividad entre Asia y Europa con infraestructuras y telecomunicaciones, y que cuenta también con el apoyo de países latinoamericanos como Uruguay.

A principios de noviembre, Abe ya había expresado que "esperaba una buena cooperación con China en relación a las iniciativas de las rutas, que iban en paralelo a su estrategia de lograr una región del Indo-Pacífico libre y abierta".

El primer ministro nipón considera "un asunto imperativo" mejorar su relación con China, ante la creciente presencia del país asiático en la economía y seguridad global.

Entradas populares

Kambó