Publicada la Carta de 1493 en la que Colón dio la primera noticia de su viaje

El descendiente directo del almirante, duque de Veragua, presentó, junto con el alto comisionado para la Marca España, Carlos Espinosa de los Monteros, el nuevo facsímil del documento, publicado por Círculo Científico

Parte superior del facsímil de la carta firmada por Colón en 1493

La Casa de América de Madrid acogió un acto singular, en el que Cristóbal Colón (Madrid, 1949), descendiente del descubridor, y duque de Veragua y almirante de las Indias, presentaba la nueva edición facsimilar de la carta en la que el nauta anunció en 1493 a los cuatro vientos que había llegado a un Nuevo Mundo.

La carta es un resumen del conocido diario de navegación, en la que Colón extractó, con acierto casi periodístico, los pasajes más interesantes y exóticos, empezando por una de las grandes noticias de la historia de la humanidad: el Descubrimiento.

El duque de Veragua explicó los pormenores del texto, que la editorial Círculo Científico ha estampado en un facsímil de la más bella edición de la carta, debida al tipógrafo Eudall Canibell en 1914, y los 525 ejemplares van acompañados de un estudio histórico del descendiente del Almirante.


Colón resume lo vivido entre el 3 de agosto de 1492 y el 15 de marzo de 1493 con un estilo original y ameno que el duque de Veragua asocia a su conocimiento de las obras de Marco Polo y Juan de Mandaville. En el arranque, invocando la ayuda de «Nuestro Señor» para el éxito de su empresa, Colón deja claro, además, que la inspiración religiosa de su viaje estuvo desde el primer momento. “Según había podido leer, poco antes de que los hermanos Mateo y Niccolò iniciaran el retorno a Europa, el Gran Khan les entregó una carta destinada al Papa donde solicitaba el envío de cien hombres doctos en la fe cristiana para que instruyeran a sus súbditos”, continuó el duque de Veragua.

Después de hacer llegar la carta a los Reyes Católicos, fue recibido por ellos en Barcelona entre el 15 y el 20 de abril de 1493. Según Bartolomé de las Casas, los Reyes aprobaron la difusión europea de la carta.


Colón deslumbra con sus descripciones de los habitantes, la fauna y los productos, un relato que atiende también al interés comercial de los productos.“Pero el núcleo central de la Carta y sin duda lo que despertaría el mayor interés, tanto de los monarcas como de los miles de lectores posteriores, es lo relativo a sus habitantes y sus costumbres. Hizo una detallada descripción física resaltando la belleza de sus rostros y la esbeltez de sus cuerpos, informando que “…son de la color de los canarios, ni negros ni blancos…”. El Almirante informaba de cómo había intentado en todo momento ganarse la amistad de los indios, por medio de regalos, pensando que sería la vía para convertirlos a la fe de Cristo”.


Tumba de Colón en la actualidad en la catedral de Sevilla.

En la carta se resume la exploración de las diferentes islas y también una interesante descripción de la fauna, la flora o la geografía. “Si la descripción de aquellas tierras presentaba una visión idealizada, en el relato tan sólo se deslizó una sombra de maldad. Impresionado, aunque no los hubiera llegado a ver con sus propios ojos, el Almirante escribió acerca de los caribes y de sus correrías por las islas caribeñas. Era una información que procedía de sus interlocutores indígenas, a través de los intérpretes que les acompañaban”, aseveró su descendiente.


Además del relato de las diversas islas que recorre las cuatro páginas de la carta, el lector -el de entonces y el de ahora- puede atisbar el significado de aquel primer viaje que cambiaría la historia, al romper los límites del mundo medieval y del relato bíblico. «Gracias a la Carta, Colón y los Reyes Católicos alcanzaron renombre universal», concluyó.

Entradas populares

Kambó