¿Deben los líderes mundiales elegir entre "un futuro común" y "América primero"?

Quienes asisten al Foro Económico Mundial de Davos, y en particular sus líderes, "se enfrentan a dos perspectivas fundamentalmente diferentes", según periodistas de la agencia Xinhua.

Damir Sagolj / Reuters
Síguenos en Facebook

Los líderes políticos y del sector de negocios que asisten al Foro Económico Mundial que se desarrolla esta semana en la ciudad suiza de Davos "se enfrentan a dos perspectivas fundamentalmente diferentes", que están representadas por China y Estados Unidos, aseguran Deng Yushan y Shang Jun, periodistas de la agencia china Xinhua, en un artículo de opinión.
"Un futuro común para la humanidad"

Sostienen ambos que la perspectiva de Pekín, que ya fue explicada por el presidente Xi Jinping durante la edición del Foro del año pasado, reside en "la creación de una comunidad con un futuro comjunto para la humanidad" y el logro de un desarrollo "común" y basado en el siguiente principio: "todos ganan".

Esta postura refleja "la verdad del mundo de hoy": que "la vida de diversos pueblos y los intereses de diversos países se han entrelazado tanto que la humanidad no tiene otro futuro que un futuro común", dicen los dos periodistas chinos.
"América primero"

Otra postura es la de EE.UU., que se basa en el principio del presidente Donald Trump, que reza: "América primero". Según ambos columnistas, este curso político ha causado que Washington "se conduzca en oposición contraria" a "múltiples pactos multilaterales" y "haya infundido ansiedad" tanto a sus socios como a otros países del mundo.

Mientras EE.UU. concentra sus políticas en el principio de "hacer a América grande de nuevo", mientras el Reino Unido se prepara para el 'Brexit' y en otros países siguen apareciendo disputas en relación con cuestiones de ingreso, raza o partidos, "el mundo está fracturándose, si no está ya fracturado por completo", opinan Deng Yushan y Shang Jun en referencia al tema del foro, 'Crear un futuro común en un mundo fracturado'.

Puntos similares y diferentes en ambas posturas

Los seguidores de ambas perspectivas tienen algo en común: coinciden en que la globalización económica moderna ha llegado a un apuro, si bien se afronta el problema a través de métodos totalmente diferentes, explican los dos periodistas.

Mientras que una parte "construye muros" y "persigue sus propios intereses a expensas de otros", la segunda cree que "lo que necesita ahora la globalización no es una bala en la cabeza, sino una brújula en la mano". Esa parte también está "segura" de que el mundo puede desarrollar una manera conjunta para "aliviar el impacto negativo" de la globalización económica y "distribuir sus beneficios a todas las naciones". Y en cuanto a cuál camino es el correcto, los dos periodistas chinos aseguran que es el segundo.

Entradas populares

Kambó