El presidente norteamericano desempolvó su viejo eslogan de «México pagará el muro»

México reitera a Trump que no pagará el muro por «dignidad nacional»

Donald Trump

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, volvió a la carga y repitió una vez más que México pagará por el controvertido muro que quiere construir a lo largo de la frontera entre ambos países. Y México le reiteró de nuevo que «de ninguna manera y bajo ninguna circunstancia» financiará la construcción de una obra de infraestructura que el Congreso de EE.UU. ha estimado en unos 20.000 millones de dólares, un poco más de dos veces los que costó el AVE entre Madrid y Barcelona.

Pero en esta ocasión, México aseguró que básicamente no pagará el muro por «un principio de soberanía y dignidad nacional», según afirmó la Secretaría de Relaciones Exteriores en una nota de prensa publicada el jueves 18 de enero, comunicado en el que además lanzó un dardo al presidente de Estados Unidos al decir que México no negociará ningún aspecto de la relación bilateral a través de redes sociales o medios de comunicación, una costumbre habitual en el voluble Trump.

Y es que fue en su mordiente cuenta de Twitter donde Trump desempolvo su viejo eslogan de «México pagará el muro»básicamente porque es «calderilla» para ellos, ya que el vecino del sur tuvo un superávit comercial de unos 65.000 millones de dólares en 2017 con la primera potencia, argumento que para el estadounidense justica pasarle a los mexicanos la factura de la faraónica obra.

Además, Trump calificó otra vez el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, en inglés) como una «mala broma», comentario que se produce en medio de las últimas rondas de renegociación de este acuerdo comercial, que ha multiplicado por cinco el comercio entre Estados Unidos, México y Canadá desde 1994. Debido a las duras condiciones que buscan sellar en el nuevo tratado los estadounidenses, mexicanos y canadienses ya han mostrado señas de que es probable que el acuerdo desaparezca si las tres partes no comienzan a acercar posturas en puntos clave.

Asimismo, México se defendió de las acusaciones de Trump de ser «uno de los países más peligrosos del mundo». «Aunque México tiene un problema significativo de violencia, es abiertamente falso que México sea el país más peligroso del mundo», señaló la Secretaria de Exteriores, argumento que llega después de que 2017 cerrara como el año más sangriento de su historia con más de 25.000 homicidios. En España, por hacer una comparación al alza, hay unos 300 asesinatos cada año aproximadamente.
Adrián Espallargas

Entradas populares

Kambó