Genetistas han reconstruido el 38 por ciento del genoma de Hans Jonatan, uno de los primeros inmigrantes no europeos de Islandia.


Reconstruyen el ADN de un esclavo fugado del siglo XVIII gracias a 800 parientes vivos

Creen que la tecnología empleada ayudará a completar árboles genealógicos - Dominio público

Un equipo internacional liderado por investigadores de la Universidad de Islandia ha reconstruido el genoma de un inmigrante del siglo XVIII sin recurrir a ningún resto biológico. En un estudio publicado esta semana en Nature Genetics los científicos han reconstruido el genoma de Hans Jonatan, una persona nacida en la isla caribeña de Saint Croix en 1784, hijo de una esclava africana y un europeo. Jonatan fue comprado por un agricultor danés que lo llevó a Copenhague desde donde se fugó a Islandia en 1802 y tuvo dos hijos con una mujer islandesa. Fue uno de los primeros inmigrantes –si no el primero– de origen africano en llegar a esta isla del Atlántico.

Los genetistas de distintas instituciones de Islandia, Francia, Portugal y Benín, coordinados por investigadores de la firma biofarmacéutica islandesa «deCODE Genetics», llegaron hasta el genoma de Jonatan a partir del estudio de muestras tomadas a sus descendientes.

La gran cantidad de bases de datos con la que cuenta este país de menos de 400.000 habitantes facilitó su tarea: los científicos identificaron así a 788 de sus descendientes y secuenciaron parcialmente el ADN de 182 de ellos y completamente el de 20. Como resultado, obtuvieron 594 fragmentos que eran genéticamente similares al ADN de referencia de africanos y distintos a las mismas secuencias de 150.000 islandeses modernos.
Un 38 % del ADN de Hans Jonatan

A partir de esta información, los científicos emplearon una herramienta informática para obtener el 38% de su ADN, una parte significativa si se tiene en cuenta que no contaron con tejidos originales. Los expertos admiten que esto ha sido posible únicamente por las peculiaridades del caso, pero sugieren que su iniciativa podría tener diversas aplicaciones en el futuro, como, por ejemplo, ayudar a completar los árboles genealógicos.

Además, los investigadores pudieron averiguar el origen de la madre de Hans Jonatan. Lo más probable es que ella o sus padres fueran llevados a las islas del Caribe desde África Occidental, una región en la frontera de la moderna Benín, Camerún y Nigeria. Los investigadores creen también que estas técnicas pueden ayudar también en la investigación médica donde hay datos de antepasados.

Identificaron el ADN de los descendientes de Jonatan utilizando una zona del ADN que se caracteriza por su variabilidad entre personas distintas y que se conoce como «polimorfismo de un solo nucleótido» o SNP.

Así, el equipo identificó 674 supuestos fragmentos de cromosomas africanos en 182 descendientes. Los genetistas concluyen a partir de la investigación que su madre y quizás los abuelos de Jonatan llegaron al Caribe desde Africa entre 1760 y 1790. Según los investigadores, el estudio ha usado por primera vez «datos genotípicos (de los genomas o conjunto de genes) de individuos contemporáneos, junto con información sobre sus relaciones genealógicas, para reconstruir una porción considerable del genoma de un ancestro único nacido hace más de 200 años».

Un hombre excepcional

Millones de personas de África Occidental fueron esclavizadas y enviadas a América y a las Islas del Caribe entre los siglos XVII y XIX, como la madre de Jonatan que llegó a Saint Croix cuando era una colonia danesa. Su padre era al parecer un danés que trabajaba como secretario del propietario de la plantación. Cuando Hans tenía cinco años, sus dueños se mudaron a Dinamarca ya que la plantación que estos administraban acabó convirtiéndose en un negocio ruinoso. La historia conocida en Islandia, cuenta que Jonatan se escapó a los 17 años de sus dueños y trabajó como marinero en un buque de guerra danés hasta que la policía lo detuvo.

El abogado defensor de Jonatan alegó que la esclavitud era ilegal en Dinamarca y que su cliente no podía ser retenido como esclavo, a pesar de esto el tribunal decidió enviar al joven de vuelta al Caribe. Antes de culminarse la devolución, Jonatan logró nuevamente escapar, esta vez a Islandia donde la esclavitud era ilegal. Aquí se casó con una islandesa. Los autores del estudio, dirigido por Kári Stefánsson y Agnar Helgason, han llegado a la conclusión de que Jonatan fue un un caso excepcional, uno de los pocos inmigrantes no europeos en llegar al –por aquel entonces– relativamente aislado territorio entre Europa y Groenlandia.

Entradas populares

Kambó