La estrella sexual, Stormy Daniels, afirma que mantuvo una relación con Trump en el año 2006, justo cuatro meses después de que su esposa Melania hubiera dado a luz a su hijo Barron.


Stormy Daniels
La actriz porno Stormy Daniels revela detalles íntimos de su «affaire» con Donald Trump

La semana pasada, el diario estadounidense «The Wall Street Journal» sorprendía con la noticia de que un abogado del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pagó 130.000 dólares a una antigua actriz porno un mes antes de las elecciones de 2016 para que no revelara que había mantenido relaciones con el magnate neoyorquino diez años antes, al año siguiente de que éste contrajese matrimonio con Melania. Hoy, casi una semana después la estrella porno Stormy Daniels ha aprovechado el tirón de su reciente fama para ofrecer una entrevista en la que cuenta explícitos detalles de su presunto romance con el presidente.

Stormy Daniels, cuyo verdadero nombre es Stephanie Clifford, afirma que mantuvo una relación con el magnate en el año 2006, justo cuatro meses después de que su esposa Melania hubiera dado a luz a su hijo Barron. Según asegura la intérprete, ambos se conocieron durante un torneo benéfico de golf celebrado en julio de 2006 en Nevada. «Se acercó a mí, me pidió mi número de teléfono y me preguntó si quería cenar esa noche y yo le contesté: '¡Sí, por supuesto!».

Donald Trump y Melania

La espeluznante versión, que incluye comentarios sexuales despectivos hacia Trump, fue publicada en una revista estadounidense después de que la actriz Stormy Daniels decidiese hacer caso omiso al acuerdo de confidencialidad que no le permitía hablar con la prensa. Clifford habría reconocido en privado que mantuvo relaciones con Trump y ahora estaría obligada a guardar silencio debido a un acuerdo de confidencialidad que le reportó 130.000 dólares (algo más de 100.000 euros al cambio actual).

Stormy Daniels, que ha participado en más de 150 películas porno, concedió una entrevista a la revista «In Touch» en la que asegura que cuando llegó a la habitación del hotel de Trump fue recibida por un guardaespaldas llamado Keith y el magnate se encontraba viendo la televisión en pijama y deportivas. Después de esperar un rato en una sala contigua, la acompañaron hasta el dormitorio del magnate donde Trump la esperaba tumbado en la cama, «Él estaba diciéndome que me acercase y yo pensé: ‘Uf, allá vamos’, y comenzamos a besarnos», aseguró durante la entrevista. «De hecho, ni siquiera sé por qué lo hice, pero sí que recuerdo que mientras teníamos sexo, yo pensaba: 'Por favor que no se ofrezca a pagarme’».

Después de mantener relaciones sexuales Trump insistió en que se mantendrían en contacto, «Él me decía: ‘Te llamaré. Tengo que verte de nuevo. Eres increíble», tras lo cual Stormy Daniels aseguró que volvió a tener encuentros sexuales con el presidente en varias ocasiones, incluido en su bungalow privado de Los Ángeles.

Un portavoz de la Casa Blanca ha asegurado que se trata de informaciones «antiguas, recicladas», que ya fueron desmentidas antes de las elecciones, mientras que Cohen ha asegurado en un comunicado que Trump «niega una vez más de forma contundente» el supuesto encuentro -no alude al supuesto pago-.

Entradas populares

Kambó