Durante varias décadas, el cerebro y autor del atraco al Banco Société Générale de Niza, consumado entre el 16 y el 20 de julio de 1976, fue Albert Spaggiari, una leyenda muy apreciada de la delincuencia francesa.

Jacques Cassandri, presunto cerebro del atraco al banco Sociedad General en Niza hace más de 40 años - AFP
El «cerebro» del robo del siglo en Francia, a juicio 40 años después tras delatarse en su propio libro
Jacques Cassandri, que vivió varias décadas entre el anonimato y la leyenda dorada, decidió publicar la historia contando su propia versión muy literaria de aquel legendario roboJUAN PEDRO QUIÑONERO


Con cuarenta y dos años de retrato, ha comenzado a juzgarse en Marsella el caso de Jacques Cassandri, víctima de su propia facundia, presentándose sin pruebas como «cerebro» de la versión francesa de uno de los numerosos «robos del siglo» en Francia, el Reino Unido y Brasil.

Durante varias décadas, el cerebro y autor del atraco al Banco Société Générale de Niza, consumado entre el 16 y el 20 de julio de 1976, fue Albert Spaggiari, una leyenda muy apreciada de la delincuencia francesa.

Hace una larga década, el director Jean-Paul Rouve consagró una película bien conocida «Sans arme, ni haine, ni violence» a la figura de Spaggiari y su versión francesa del «robo del siglo». Se han publicado numerosas versiones literarias de la figura de Spaggiari, una leyenda, y del robo de la Société Générale de Niza.

Creyendo que aquella historia era agua pasada, Jacques Cassandri decidió publicar un libro contando su propia versión muy literaria de aquel legendario robo, protagonizado por Spaggiari. Con una ingenuidad e imaginación digna del mejor novelista de aventuras, Cassandri contó a su manera la versión francesa del «robo del siglo», atribuyéndose todos los «méritos», presentándose como «cerebro» de una operación muy colorista, en la maga tradición del robo del tren de Glasgow (1963), el robo del Museo Isabella Stewart Gardner de Boston (1990), el robo de la Joyería Harry Winston de París (2008), entre otros robos del siglo.

Se presta a Cassandri la intención de haber escrito una «novela»destinada a convertirse en película, a la manera de las numerosas versiones cinematográficas de los distintos «robos del siglo». Ingenuidad patética: los impiadosos lectores próximos a la policía descubrieron, atónitos, muchos detalles susceptibles de ser considerados delitos, cuarenta años después.

Cassandri vivió varias décadas entre el anonimato y la leyenda dorada, con un patrimonio mobiliario e inmobiliario aparentemente sustancial. Patrimonio que la justicia pudiera considerar ligado de alguna manera a la manera del robo del Banco de la Société Générale de Niza.

En su defensa, sus abogados estiman que Cassandri es perseguido judicialmente por haber escrito una «novela», el relato novelesco de su versión francesa del «robo del siglo». La justicia espera separar el grano de la paja, la «novela» de los delitos de un robo del que ya se han escrito varias historias paralelas, siempre novelescas.
JUAN PEDRO QUIÑONERO

Entradas populares

Kambó