El gobierno de China anunció un endurecimiento en las regulaciones del turismo en la Antártida para proteger el ecosistema y especies de esa zona, donde el alza de visitantes trajo como consecuencia mayores temperaturas.





El gobierno de China anunció un endurecimiento en las regulaciones del turismo en la Antártida para proteger el ecosistema y especies de esa zona, donde el alza de visitantes trajo como consecuencia mayores temperaturas.

Una directriz de la Administración Estatal Oceánica prohíbe en lo adelante traer al país animales cazados, muestras de roca o tierra del llamado continente blanco, así como las construcciones allí e ingreso a zonas de conservación.

Según el documento, los turistas deben llevarse consigo la basura que generen cuando abandonen el área o depositarla en las instalaciones ubicadas con ese fin.

También les tocará reparar los daños causados al medioambiente

El índice de turistas chinos a la Antártida se ubicó el año pasado en 5.300, cuando en 2005 antes era apenas de 100 anual.

La nación asiática se convirtió así en el segundo país emisor de visitantes a esa región, solo superado por Estados Unidos.

Sin embargo, diversos estudios confirman que el boom de la actividad afecta el entorno y contribuye al creciente calentamiento del continente, donde se ubica el polo Sur del planeta.

Entradas populares

Kambó